Obispos auxiliares

D. César García Magán

Obispo auxiliar de Toledo

El diplomático que portó las alianzas de sus padres el día de su ordenación episcopal


Especialista en Derecho Canónico y diplomático. Son dos especialidades que domina D. César García Magán, que el 15 de enero de 2022 recibió su ordenación episcopal para tomar posesión obispo auxiliar de Toledo, justo dos meses más tarde de que la Santa Sede hiciera oficial el nombramiento del Papa Francisco.

El obispo auxiliar de la Archidiócesis Primada nació en Madrid el 2 de febrero de 1962. Su vida siempre ha estado muy ligada a la capital de Castilla-La Mancha, donde ingresó en su seminario mayor en 1980 para realizar sus estudios eclesiásticos, finalizados con el Bachiller en Teología por el Instituto Teológico “San Ildefonso” de Toledo.

Fue ordenado sacerdote el 13 de julio de 1986. Es licenciado en Teología Dogmática por la Pontificia Universidad Gregoriana (1990) y licenciado y doctor en Derecho Canónico por la Pontificia Universidad Lateranense (1998). Completó sus estudios en la Pontificia Academia Eclesiástica (1995-1998).

Mons. César García Magán ha desempeñado varias tareas diplomáticas en diferentes nunciaturas apostólicas en todo el mundo. Ha sido oficial de la Secretaría de Estado del Vaticano en la Sección para los países de lengua española (1991-1995), secretario en prácticas de la Nunciatura Apostólica en Filipinas (1997), secretario de la Nunciatura Apostólica en Colombia (1998-2000), secretario y después consejero en la Nunciatura Apostólica en Nicaragua (2000-2003), consejero de la Nunciatura Apostólica en Francia (2003-2006) y consejero en la Nunciatura Apostólica en Serbia (2006).

En 2007 regresó a la Archidiócesis de Toledo, donde ha desempañado cargos como vicario episcopal para la Cultura y Relaciones Institucionales; capellán de las monjas Agustinas de Santa Úrsula; vicario episcopal de la Vicaría territorial de Toledo y provicario general y vicario general.

D. César García Magán se caracteriza por ser un sacerdote cercano, familiar y afable. Uno de los momentos más emotivos de su trayectoria se vivió el 15 de enero de 2022, día en el que fue ordenado obispo y tomó posesión como obispo auxiliar de la Archidiócesis Primada. Concretamente, el momento en el que Mons. Francisco Cerro Chaves, arzobispo de Toledo, reveló que Magán había decidido llevar las alianzas de boda de sus padres, Francisco y Marina, ya fallecidos.

“Si yo fuera capaz de ofrecer la mitad de entrega y de amor de lo que nos ofrecieron a mi hermana y a mí, ¡qué bien obispo sería! Querido papá, querida mamá, un gran abrazo y un beso infinito”, aseguraba un César García Magán emocionado y con voz entrecortada.