• Martes, 05 de marzo 2024
  • ABC

COPE

Noticias

Un médico advierte del riesgo de tomar pastillas para dormir más de dos semanas seguidas: "genera problemas"

Un doctor experto en problemas de sueño ha explicado en 'La Tarde de COPE' que pese a que los españoles no dormimos peor que en otros países, nuestro consumo de somníferos es mayor

Audio

Arturo Ayestarán Cubo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 19:42

Hay datos que afirman que los españoles dormimos mal, el 30% de los españoles admite que no duerme bien e incluso hay un 10% que tiene verdaderos problemas con el sueño, de hecho, somos líderes mundiales en consumo de somníferos. Ginés Sabater García, director médico de ASENARCO, la Asociación Española de Enfermos del Sueño, ha explicado en 'La Tarde' que pese a que “dormimos igual que en el resto de países europeos, consumimos más productos hipnóticos o sedantes que en esos países. Somos líderes en el consumo de fármacos de este tipo desde hace años”.

Según el doctor, esto no se debe a que durmamos peor que ellos, sino a que “tenemos una tendencia abusiva”. Estos medicamentos no se pueden consumir sin receta, pero, aun así, parece que en España hay un 10 o un 11% de automedicación: “Se están consumiendo ansiolíticos o hipnóticos fuera de la prescripción médica, y en la gran mayoría de casos sin ser siquiera necesario”.

Sabater García ha explicado que “estos fármacos son eficaces para los problemas de sueño, pero se deben utilizar cuando la prescripción es óptima”, y ha subrayado que “a veces abusamos de ellos mucho en cuanto hay cualquier enfrentamiento personal o cualquier alteración psicológica que nos cause un problema de sueño”.

El problema del excesivo consumo de fármacos para dormir en España: Tenemos una tendencia abusiva


El problema de las benzodiazepinas

Las benzodiazepinas, el tipo de medicamento que más se consume de los que ayudan a dormir, es, además, un medicamento que genera adicción, ya que, según ha explicado el doctor, “en su propio mecanismo de acción tienen tolerancia, por lo que hay que incrementar la dosis para mantener el efecto, además de que cuando se retiran crean síndrome de abstinencia”. Sabater García también ha avisado de que “el uso continuado puede generar otros problemas en el sistema nervioso central”.

El tiempo recomendado para estar bajo un tratamiento de este tipo de medicamentos es de “dos o tres semanas como máximo”, según el doctor, pero el uso que se le da generalmente suele ser de tiempos mucho más prolongados, algo que se debe, según cuenta, a que “los problemas de insomnio en nuestro país muchas veces los diagnostica el boca a boca, y en la atención primaria española solo un 1% de los pacientes que toman un producto contra el insomnio manifiestan este problema en primer lugar al médico”. Al parecer muchas veces sucede que los pacientes acuden al médico y, tras manifestar una cefalea o algún otro problema, avisan de que además duermen mal.

En vacaciones, en un periodo en el que estamos más alejados del estrés del día a día, es probablemente el mejor momento del año para intentar dejar de tomar y de depender de este tipo de medicamentos, aunque el doctor ha avisado de que hay que tener en cuenta dos dificultades: “Durante el verano hay más horas de sol, por lo que producimos menos melatonina, que es nuestro somnífero natural y, además, el calor nos genera un estrés por sí mismo que es difícil de llevar”. Tomar melatonina tampoco es una buena opción, ya que es fundamental que el cuerpo no se acostumbre a generarla artificialmente.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar