Más directos

Notre Dame, el icono del arte gótico, devastada por las llamas

París ha sufrido este lunes un incendio en uno de sus monumentos más visitados. 

Audio

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:47

La catedral de Notre Dame, uno de los edificios más emblemáticos de Francia en pleno epicentro de París, ha ardido este lunes y la pérdida histórico-artística es incalculable. El monumento es un gran icono de la arquitectura parisina y mundial visitado por más de 25 millones de personas al año.

El edificio está compuesto por cinco naves y un doble deambulatorio, está construida sobre una superficie de 5.500 metros cuadrados, un coloso de 127 metros de longitud cuya aguja se elevaba hasta los casi 100 metros del cielo parisino.

Mario Casimiro, guía turístico en París, lleva más de 40 años informando a miles y miles de turistas sobre Notre Dame y la noticia le ha consternado. El incendio ha sido una gran catástrofe desde el punto de vista religioso, turístico y arquitectónico, ya que la Notre Dame era la cuna del estilo gótico.

La Fiscalía de París ha abierto una investigación para conocer el origen exacto del incendio. La lucha contra las llamas ha sido difícil, utilizar helicópteros y aviones para apagar el fuego desde el aire era peligroso debido a que el peso del agua podía derrumbar el edificio. También había riesgo de que los edificios cercanos a la catedral, separados únicamente por una calle, se viesen afectados.

Mario nos explica la importancia de esta proeza arquitectónica, “París sin Notre Dame es difícil de entender, 850 años de historia están ahí, hay mucho conocimiento que se está perdiendo de la construcción misma del edificio”.

El edificio ha perdido una parte de la estructura ojival y su icónica aguja, cuya incorporación al edificio fue en 1870. Ahora solo queda mirar de cara a su reconstrucción la cual sin duda será larga, sin embargo, los franceses ya recuperaron edificios como las catedrales de Rouen o la de nuestra señora de Reims tras los destrozos de la Segunda Guerra Mundial con buenos resultados. Esperamos que en Notre Dame también sea así y podamos seguir disfrutando de uno de los tesoros de esta gran ciudad.

Lo más