COPE

Herrera: "El problema no es que Illa se vaya en el peor momento, es que Sánchez solo gobierna con tacticismo"

Carlos Herrera enumera los errores del ministro de Sanidad saliente en la gestión de la pandemia y califica su legado de "insolvente"

Carlos Herrera

Carlos Herrera

'Herrera en COPE'

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 09:30

Vídeo

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

Ya es 26 de enero, nos cargamos ya este mes y la primavera está a menos de dos meses. En algunos lugares de España se atisba cuando el tren de nubes que va pasando "por cima" de nuestras cabezas deja un pequeño hueco. Es eso el final de enero que anuncia que llegará un tiempo mejor que seguramente habrá de llegar, pero no acaba de hacer presencia porque todo lo que hay ahora mismo es ausencia del bien. Hay esa presencia del mal puesto en marcha por culpa de un virus que no se ha sabido frenar por la incompetencia de algunos y la competencia de otros. Hay que celebrar que frente a ese virus tenemos profesionales en el sistema público y privado de salud de España que saben hacer las cosas, que luchan y pelean.Y al frente de las decisiones políticas, pues hay de todo como en botica.

ESCUCHA AQUÍ EL EDITORIAL DE HERRERA

Pero el que está al frente del Ministerio de Sanidad ahora, en el peor punto de la pandemia, se va porque tiene otra cosa que hacer en una comunidad autónoma española. Las cifras de ayer, el peor fin de la semana de la pandemia en cuanto a contagiados, récord de contagios con la vacunación embarrada, 760 muertos en un fin de semana con una media de 1.400 fallecidos en la última semana, es decir, el peor día de la tercera ola de la pandemia, desde luego evidencia el fracaso en la gestión del Gobierno por insolvencia.

Oiga, que el que contagia es el virus, no es Gobierno. Lo sé, pero tenemos un Gobierno absolutamente desconcertado que está anteponiendo frente a esa pandemia los intereses políticos particulares del que lo preside, que se llama Pedro Sánchez, este "meloncito" que está absolutamente desentendido de lo que ahora mismo preocupa y ocupa a los españoles que no es si no ese covid-19. Todo se derrumba y "meloncito" sigue cortoplacista, oportunista, impertérrito mandando a su ministro de Sanidad a Cataluña y dejando sin capacidad normativa, más que solamente cerrar la hostelería o el toque de queda hasta una hora determinada a las comunidades autónomas.

Bruselas dice que Pfizer recuperará el ritmo de entregas la próxima semana

EFE/Carlos de Saá/ArchivoCarlos de Saá

RECORD DE CONTAGIOS Y "HASTA LUEGO, COCODRILO"

Y ese ministro ahora dice: Hasta luego, cocodrilo. Con el panorama de record de contagios, vacunación embarrancada en España y la Unión Europea diciendo que prácticamente España debería estar confinada. Y se va sin comparecer con la pillería, diablillo, un día antes de tener que hacerlo: de tener que comparecer en el Congreso. Cuando uno se va en tiempos así, antes de irse rinde cuentas.

Un individuo que ha fracasado en la gestión de la pandemia, pero que tiene unos modos educados. No es un chulo como Ábalos, es un señor educado, tiene mucho que callar, pero que deja indudablemente un fracaso en su gestión al ignorar los avisos en la llegada del coronavirus, negar el riesgo de la pandemia, no saber comprar material y no dejar a los demás comprar material sanitario fracasando enteramente, no colaborando con otras fuerzas políticas en ningún momento, no organizando un auténtico comité científico, que lo que tenía era un grupo de funcionarios muy respetable, pero no expertos científicos contrastados con nombre y apellidos, jugando a enfrentamientos con la Comunidad de Madrid, escamoteando ahora finalmente su presencia en el Congreso después de haber organizado un estado de alarma de seis meses que la bobería de la política española le aprobó. Los cómplices, que son los socios, y los que estaban allí de tontos útiles, que fueron Cs diciendo que sí y el PP absteniéndose.

Pero el problema con todo eso no es Illa, es Pedro Sánchez, que gobierna solo con tacticismo y con ocurrencia. No hay estrategias, no hay objetivos planeados y un sendero para llegar a ese objetivo. Objetivos de felicidad completa claro que los hay. Con ese bálsamo maravilloso que es el concepto de progresismo se llega a donde se quiera, pero dónde están los planes de futuro de un tipo que no está involucrado en la pandemia porque es cosa de las comunidades autónomas y lo que es cosa de Europa: las vacunas y el dinero.

El Congreso obliga a comparecer esta semana al ministro de Sanidad, ya sea Illa o su sucesor

EL PEOR MINISTRO EN LA PEOR PANDEMIA

Miren, ayer, ¿ustedes creen que Pedro Sánchez lo van a ver hablándoles del covid ahora mismo? No, no, esto es cosa de las autonomías. ¿Lo van a ver en un hospital, en un funeral, ya no digo en una morgue? ¿Lo van a ver poniéndose las botas esas de pisar el barro que él decía que había que ponerse cuando estaba en la oposición? No, lo van a ver en la Agencia Española del Medicamente, fue a las oficionas a soltar su chapa con Carolina Darias y con Salvador Illa. Bueno, pues todavía tuvimos que soltar la charlita de Sánchez propia del que vive en una burbuja absolutamente al margen de la realidad.

"Entiendo tu decisión". Como si no hubiera sido cosa de él, es decir, como si él hubiera estado en su despacho y llega Illa, toc-toc:

-Soy Salvador.

-Pasa, pasa.

-Oye, que he pensado que me voy a ir a Cataluña a liderar la lista del PSC.

-Hombre, ¿no me digas? ¡Qué noticia! Entiendo tu decisión.

Pero qué poca vergüenza. Y esto de "desafío apasionante". El desafío apasionante es la pandemia, no las elecciones en Cataluña. Y lo que interesa a España ahora mismo es acabar con el virus, no arreglar lo de Cataluña por encima de todo, sobre todo como queréis arreglar vosotros, que es en connivencia con los que rompieron la convivencia social. Es para formar un Gobierno con Podemos, ya veremos si con ERC por mucho que lo nieguen.

Oiga, somos los enfermos de Europa en España y los ciudadanos sorprendentemente lo toleran todo. Ha conseguido el Gobierno que muchos callen acomplejados por aquello de que si hablan es que no están asumiendo el progresismo. Ya saben que el progresismo es ese conversor que hace que todo pase, es como lo de "supercalifragilisticoespialidoso"; con un poquito de azúcar pasan los cadáveres. Bueno, pues el progresismo es eso, es el calmante vitaminado. Somos progresistas, qué maravilla. Ahí está Iván Redondo jugando con eso.

IVÁN REDONDO Y SUS CONTACTOS ESTRECHOS

Por cierto, Iván Redondo, contagiado de covid 19, le deseo lo mejor como es evidente. Es joven y con unos cuantos días de reposo saldrá adelante. Qué casualidad que dicen el lunes que Iván Redondo ha dado positivo. La comunicación oficial de Moncloa dice que está bien, que está aislado y que no tuvo contactos físicos con nadie en las 48 horas previas a la confirmación de su infección. ¿No resulta absolutamente increible que no haya visto ni a Pedro Sánchez ni a Salvador Illa en las horas previas a su contagio? La respuesta es afirmativa.

Iván Redondo, jefe de Gabinete de Sánchez, positivo por coronavirus

El largo historial de cuarentenasincumplidas por Sánchez y por Iglesias desde marzo siembra dudas en este caso. Illa y Sánchez se libran de hacer cuarentena en plena campaña catalana. Imagínense ahora si tienen que seguir el protocolo de verdad.

Y "por demás", guerra contra las farmacéuticas por parte de la Unión Europea. Mosqueo con Pfizer por ponerse ahora a regatear viales y monumental con AstraZeneca, la compañía que está detrás de la vacuna de Oxford, acusada de haber revendido el stock de vacunas que tiene preparado para la Unión Europea a otros países por aquello de la burocracia "bruselina". La cachaza de la Unión Europea contrasta con el carácter mucho más vivo de otras naciones. Miren los británicos, los contagios están hechos polvo, pero fueron los campeones en esto. Y los israelíes qué les vamos a contar.

Audio

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Mañana Fin de Semana

Con Ángel Correas

Reproducir
Directo La Mañana Fin de Semana

La Mañana Fin de Semana

Con Ángel Correas

Escuchar