COPE

Cultura

Cuando una tragedia griega suena a chirigota: 'El viento es salvaje'

La compañía teatral gaditana Las Niñas de Cádiz lo hacen posible y este viernes 19 de febrero puede disfrutarse en el jerezano Teatro Villamarta

Cuando una tragedia griega suena a chirigota: El viento es salvaje
Gabriel Álvarez

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 14:15

¿Sirven las claves sonoras de una chirigota para narrar el drama? ¿La visión sureña de las cosas puede colocar tan cerca de los problemas una sonrisa? ¿Cómo es posible expresarlo sobre un escenario? Cádiz vive como puede su Carnaval en medio de la situación sanitaria mientras la vecina Jerez tendrá en escena este viernes 19 de febrero, a las 16 horas, un ejemplo de este maridaje al que se suma un elemento tan consustancial con el día a día de una provincia en la que cuando no sopla el Levante lo hace el Poniente.

El Teatro Villamarta acogerá 'El viento es salvaje'. Y lo anuncia así: "Una tragedia griega en clave de chirigota", una puesta en escena que se debe a la compañía de teatro gaditana Las Niñas de Cádiz. Se trata de un montaje que llega avalado por el Premio Max de 2020 de las Artes Escénicas como Mejor Espectáculo Revelación, una muestra espléndida del trabajo que realizan las hermanas Ana y Alejandra López Segovia, Teresa Quintero y Rocío Segovia, que componen esta formación.

FEDRA Y MEDEA GADITANAS

‘El viento es salvaje’ es una recreación libre de dos de los personajes femeninos más apasionantes de la historia de la cultura clásica universal: Fedra y Medea. Sin embargo, Las Niñas de Cádiz llevan a estas dos heroínas al sur del sur, es decir, a Cádiz, para preguntarse “¿cómo es una tragedia en Cádiz?”. De este modo, la tragedia clásica -en verso- se convierte en humor, como no podía ser de otra manera en un espectáculo de Las Niñas de Cádiz.

La idea de partida es que "toda historia terrible contiene una paradoja que puede acabar en comedia y viceversa". Y el vehículo la amistad que comparten Vero y Mariola. A la primera le sonríe la vida permanentemente, mientras que a la segunda le persigue permanentemente el infortunio. Asoma el desenlance fatal de toda tragedia griega con el condición inevitable del destino, el enfrentamiento con los dioses o el mensajero portador de malas noticias. Pero todo ello aparece en clave de chirigota. Una divertida comedia en cualquier caso.

SI SUENA LA FLAUTA DEL AFILADOR...

La acción se sitúa en un Cádiz “macondiano”, según Ana López Segovia, directora, actriz y autora del texto. Añade que ha querido introducir “cierta conexión con lo sobrenatural”. Un ejemplo de ello es el sonido de la flauta del afilador, que se convierte en un presagio de que va a saltar el viento de Levante. “En la sociedad europea hay muchos elementos mágicos que no vemos”, precisa Ana López Segovia. La chirigota, asociada a la comedia, es inefable: “Te están contando algo y casi tienes que girar la cara para no reírte”, confiesa la directora.

El montaje combina versos populares y cultos sobre una escenografía sencilla. Y junto a todo ello el humor: “El humor como herencia de la tierra de donde venimos y a la que siempre volvemos”, añade. Las cuatro actrices interpretan, cantan y manipulan los elementos escénicos para crear diferentes espacios. De este modo logran meter desde el principio al espectador en una singular historia que, contada con ciertos atisbos chirigoteros de Cádiz, ha merecido el Premio Max 2020 de las Artes Escénicas como Mejor Espectáculo Revelación.

También te puede interesar:

"No vamos a poder aguantar otro año sin Carnaval"

"Somos la única chirigota de la historia que no ha podido vivir su premio"

La Junta inicia los trámites para declarar la Zambomba de Jerez como Fiesta de Interés Turístico

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo