Los 10 errores garrafales que cometes cuando empiezas una dieta

Recibimos mucha (des)información sobre cómo ponernos a dieta, consejos contradictorios que nos hacen cometer algunos errores recurrentes

Los 10 errores garrafales que cometes cuando empiezas una dieta

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:49

Ver a nuestras celebrities con unos tipos estupendos en menos de quince días, nos hace caer muchas veces en esa dieta milagro que nos va a ayudar a perder esos kilos de más del verano. Nadie nos cuenta que esa dieta -algunas muy restrictivas-, puede conllevar un posible déficit nutritivo y energético además de ser difíciles de llevar fuera de casa, así que un batido puede ser una buena solución pero podemos pasar hambre y lo más importante, no nos educamos a comer de una manera saludable.

ctv-tnc-salad-3921790 960 720

Hay que ser muy riguroso, disciplinado y constante si realmente queremos ver resultados de forma permanente. Recibimos mucha (des)información sobre cómo ponernos a dieta, muchos consejos contradictorios llevándonos a cometer algunos errores de lo más típicos. Te contamos algunos:

1. No descansar lo suficiente. ¡Duerme de 7 a 9 horas cada día!

2. Tener alto nivel de estrés. El estrés puede hacer que aumente más la sensación de apetito, aparece la ansiedad y los atracones. Además, el cuerpo libera hormonas que favorecen el aumento de grasa corporal como la hidrocortisona.

3. Tener miedo a las grasas.

ctv-cyx-diet-4363111 960 720

4. No incluir proteínas en las comidas. Consumir proteína en nuestro desayuno ayuda a activar nuestro metabolismo ya que al organismo le cuesta más procesar este nutriente. Favorece el aumento de masa muscular.

5. No tomar suficiente agua, hay que tomar al menos dos litros. Es muy bueno tomar agua con trozos de frutas naturales como naranja, piña, limón o pepino que nos aportarán antioxidantes y las propiedades de esa fruta. Mejor que el agua sola.

6. Descuidar la actividad físicaEs indispensable para adelgazar apoyar cualquier método con deporte, aunque hay que irlo introduciendo poco.

7. Cenar tarde. Realizarla unas tres horas antes de acostarnos para darle tiempo a nuestro intestino a hacer la digestión correctamente.

8. Obsesionarte con la báscula. Deja la báscula de lado. Si estás haciendo deporte, es normal ver que el peso sea el mismo o incluso aumente, pero todo se debe a que estás convirtiendo la grasa en masa muscular.

9. Ser fan de las dietas milagro

10. No crear un hábito, a la hora de la alimentación es bueno tener un hábito saludale.

Lo más