COPE

Newsletters
Registrarme

El Hotel de Corea del Norte 'fantasma' que no ha tenido un solo huésped desde su construcción

En el año 1987 Corea del Norte se propuso un objetivo: tener el hotel más alto del mundo, pero una inversión sin precedentes y la caída de la URSS lo convirtieron en un lugar vacío

Hotel Ryugyong

Pablo Fernández Pujol

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18 sep 2022

Seguramente conozcas Corea del Norte por ser una de las dictaduras más restrictivas del mundo. O por la imagen de su dictador, Kim Jong-un, uno de los líderes mundiales de los que menos información pública hay. O como un país del que poco se sabe sobre la situación sanitaria del covid en el país, aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) supone que no se ha llevado a cabo ninguna campaña de vacunación a nivel nacional.

Pero igual hay un detalle que quizá no conozcas sobre Corea del Norte. En su capital, Pyongyang, se encuentra el edificio más conocido de Corea del Norte. Que, curiosamente, es edificio desocupado más alto del mundo. Y pensarás, un edificio cualquiera. Pues no, se trata de un hotel.

Más bien, el Hotel Ryugyong, con nada más y nada menos que 330 metros de altura. A modo de curiosidad, si se hubiese abierto en el año que estaba previsto hacerlo, en 1992, hubiese sido el hotel más alto del mundo. Pero ahora mismo, si estuviese ocupado, ya no lo sería. El hotel más alto del mundo es Gevora Hotel. Con 356 metros y 75 plantas vio la luz en 2017, cuando se convirtió en el octavo rascacielos más alto de Dubai. Pero volvamos a Pyongyang.

alt de la foto


La gigantesca pirámide asiática cuenta con un total de 105 pisos, uno de los edificios con el mayor números de plantas del planeta. Es conocido también por el nombre "Edificio 105" y "La Capital de los Sauces." Con una estructura casi interminable, una arquitectura futurística, y la pantalla LED que cubre toda la superficie de un lado del hotel mostrando películas e iluminando toda la ciudad de noche, el Hotel Ryugyong contrasta radicalmente con el resto de los edificios de Pyongyang. Es realmente impresionante verlo, pero no siempre fue todo tan bonito.

En plena Guerra Fría, en 1987, comenzó la construcción de este rascacielos, cuyo objetivo consistía en tener 3.000 habitaciones y 7 restaurantes. Como te habrás dado cuenta, no salió bien. La idea era que finalizase su construcción en 1992, coincidiendo con el 80 cumpleaños del Presidente Kim Il Sung, pero con la caída de la URSS, el proyecto se paró.

Por otro lado, tampoco deja de resultar anecdótico que esta construcción comenzase justo un año antes de los JJOO de Seúl 1988. Pero ojo, porque en la rivalidad entre las Coreas, Corea del Norte también tenía algo parecido a unos Juegos Olímpicos. El Festival Mundial de Juventud y Estudiantes de 1989.

Aunque la estructura alcanzó su altura prevista en 1992, estuvo sin ventanas y hueca durante otros 16 años, con el hormigón desnudo y expuesto, como un monstruo amenazante con vistas a la ciudad. Durante ese tiempo, el edificio, que eclipsa todo a su alrededor, se ganó el apodo de "Hotel Fantasma" u "Hotel de la Fatalidad". O, como la llamó la BBC, "Un recordatorio de la frustrada ambición del estado totalitario".

¿Por qué tiene esa forma? Cuenta la leyenda que tiene esa forma para imitar el Monte Paektu, lugar donde nació Kim Jong-Il




alt de la foto


Hotel Corea del Norte



Un coste deorbitado

Pero esto no es todo dentro de la catástrofe que supuso este hotel. El coste total de la construcción ascendió hasta los 750 millones de dólares, lo que supuso un 2% del PIB (Producto Interior Bruto) de toda Corea del Norte. Si a eso le sumas la caída de la Unión Soviética la concecuencia es clara: pobreza y hambre.

Del 2008 hasta hoy

En el año 2008 apareció la compañía egipcia de telecomunicaciones Orascom. Supuestamente invirtieron en las redes móviles (3G) de Corea del Norte y, como parte del trato, se encargaría de acabar el hotel. De hecho, en 2009 se empiezan a notar cambios significativos cuando varios lados del Hotel Ryugyong tenían ya cristal y la parte superior del edificio estaba reformada por fuera.

El proyecto, completado en 2011, alimentó la especulación sobre la apertura del hotel. A finales de 2012, el grupo alemán de hoteles de lujo Kempinski anunció que el Ryugyong abriría parcialmente bajo su administración a mediados de 2013, pero luego se retiró unos meses más tarde, afirmando que "actualmente no era posible".

El Ryugyong regresó a la vida en 2018, cuando se instalaron luces LED en su fachada, convirtiendo el edificio en el mayor espectáculo de luces de Pyonyang, así como una máquina de propaganda. Un programa de cuatro minutos muestra la historia de Corea del Norte y una variedad de lemas políticos, mientras que la cima cónica proyecta una enorme bandera de Corea del Norte.

¿Y ahora? Ya no es ni el hotel más alto del mundo, ni el edificio más grande de la Península de Corea. Es la Torre Lotte World de Seúl, que cuenta con 555 metros de altura. Por lo que el Hotel Ryugyong, a día de hoy, seguirá siendo recordado como el hotel que nunca tuvo huéspedes, o el edificio desocupado más alto del mundo.


Escucha en directo COPE, la radio de los comunicadores mejor valorados. Si lo deseas puedes bajarte la aplicación de COPE para iOS (iPhone) y Android.

Y recuerda, en COPE encontrarás el mejor análisis sobre la actualidad, las claves de nuestros comunicadores para entender todo lo que te rodea, las mejores historias, el entretenimiento y, sobre todo, aquellos sonidos que no puedes encontrar en ningún otro lado.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar