COPE

Herrera: "Sánchez está por tumbar el régimen con Bildu para mantenerse en el poder"

Carlos Herrera critica el pacto del PSOE con Bildu e Iglesias para hacer una transición "hacia páginas particularmente oscuras, que no se esperan"

Carlos Herrera

Carlos Herrera

'Herrera en COPE'

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 10:31

Vídeo

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

Es viernes 13 de noviembre. ¿Cómo están las cosas? Ayer se notificaron 356 fallecidos, una cifra mayor que el día anterior y, además, se dio cuenta que la incidencia sigue estando disparada, se sitúa en 504 casos por 100.000 habitantes. Hay alguna comunidad que está por debajo de esa tasa, Madrid, Galicia, la Comunidad Valenciana, Baleares, Canarias, pero las UCIs siguen con mucha presión. Y hay debates abiertos en la gestión que están haciendo las comunidades autónomas prácticamente solas, sobre todo por la petición de volver a un confinamiento domiciliaro que el Gobierno no quiere contemplar porque el decreto de alarma que redactó no permite ese confinamiento domiciliario y no están ahora por meterse otra vez en pasar por la vergüenza de rectificar o volver a llevar otra vez al Congreso eso con los seis meses que tiene de tranquilidad Sánchez para hacer y deshacer.

ESCUCHA AQUÍ EL EDITORIAL DE HERRERA

Ayer no es que quedara todo claro, las cosas están desgraciadamente bastante claras, pero sí que quedaron palmariamente evidentes. Saben ustedes que el PSOE se ha lanzado a la piscina a blanquear a Bildu. ¿Qué es blanquear a Bildu? Miren, esto lleva una historia. Otegi dice que lleva media vida hablando con los socialistas, el líder de Bildu, y es verdad. Lleva comiendo, cenando, negociando, sobre todo, por ejemplo, con Jesús Eguiguren, jefe de los socialistas guipuzcoanos. Rodríguez Zapatero encargó a Eguiguren la labor de tomar la temperatura de ETA a ver si había negociaciones o no. Y para Eguiguren y para Zapatero Otegi fue siempre un hombre al que asirse para establecer algún tipo de paz porque él estaba dispuesto, incluso, a asumir la prisión con tal de llegar a una forma de acuerdo final. Y es verdad, Otegi se tragó años de cárcel por intentar rehacer Batasuna. Lo hizo en silencio, se valoró positivamente por el Gobierno de España de entonces. Pero ningún intento de los que entonces comandaban la lucha antiterrorista logró que adjurara de los quehaceres como valedor de criminales. Dijeron: “Bueno, pues a lo mejor como irredento es mejor que arrepentido” porque como irredento puede dar pasos que sino, no le admitirían los que estaban con el gatillo todavía.

Tenerife adopta medidas más duras como último intento para evitar el confinamiento

"TUMBAR EL RÉGIMEN"

Bueno, pues Otegi fue la pieza esencial de quienes creían que incorporando al sistema a los antiguos asesinos se conseguía que dejaran de matar. Pues fue una estrategia, todos los Gobiernos tuvieron una. Podían haberse quedado ahí. En el Congreso siempre había cuatro o cinco primates que hablarían del cuento de Euskal Herria y del derecho a decidir. Una excentricidad pintoresca de la democracia española. Pues salen a la tribuna, dicen una gilipollez y se vuelven a casa.

Pero todo eso ha sido válido hasta que los votos han sido necesarios para un arribista sin prejuicios, para un codicioso gobernante sin principios que se llama Sánchez, que le da igual 8 que 80 con tal de mantenerse en el poder. Sánchez ha decidido que todos los votos son iguales, que los de Bildu hayan sido lo que hayan sido bien valen una misa. Y Sánchez sabe que deberá ofrecer algún gesto a cambio de ese voto que sí, a él le da igual sea cual sea. Pero es que, además, han dado señales de por dónde va a ir en la dirección del Estado, que decía nada menos que Pablo Iglesias.

Ayer el portavoz de Bildu en el Parlamento vasco, Arkaitz Rodríguez aclaraba cuál era el objetivo. Es decir, vamos a tumbar el régimen. La parte comunista del Gobierno aplaude con las orejas, la otra a estas horas no ha dicho nada. Son de una sinceridad conmovedora. Van a tumbar el régimen, es decir, Sánchez y sus conmilitones establecen un pacto de Estado con los que quieren derribar el Estado.

España destina 50 millones de euros a vacunas contra la covid-19 para países en desarrollo

SÁNCHEZ QUIERE BLANQUEAR A BILDU

Oiga, no hay país civilizado que eso lo aguante. Establecer un pacto con Bildu es blanquearle, decir que son votos democráticos y que todos valen igual. Eso no lo dicen de Vox, por cierto, pero bueno. Oiga, en el Parlamento hay una señora que se llama Mertxe Aizpurua que formaba parte de un colectivo que escribía en Gara, el periódico de ETA, llamado Maite Soroa, que eran los que se dedicaban a señalar a quiénes ETA tenía que matar.

Blanquear a Bildu: 70 mil acciones terroristas ETA, 875 muertos, 86 secuestros, 150 millones de euros obtenidos en la llamado impuesto revolucionario. Y con esos nos sentamos a formar una mayoría para sacar unos Presupuestos, que si quieren hablamos de ellos en los económico, que estos ni siquiera en ver cómo son. No, no, en lo político estos Presupuestos se sustentan en tres líderes: uno que encabeza un partido imputado como Iglesias, otro que está en la cárcel por sedición como Junqueras, y el último lo estuvo por delitos de terrorismo. Y es falso que Sánchez no tuviera alternativas. El PP le ofreció 11 pactos de Estado, Cs se sigue ofreciendo a sustituir a los independentistas para evitar depender de ellos, lo que va a conseguir es que quede evidente la posición de Sánchez cuando no quiera a Cs. Es una apuesta arriesgada la de Arrimadas, pero la podemos comprender. Y ahí están disimulando, silbando, queriendo distraer, queriendo decir que no pasa nada por haber elevado a socio de legislatura a un partido como Bildu que sigue homenajeando a los asesinos que salen de la cárcel y que exigiendo contrapartidas indudablemente como acercamientos, que ya se está dando prisa Marlaska en acelerar, incluidos los asesinos más perversos como Azurmendi, el que mató a Alberto y a Ascen. Pero van a por todo.

El PP lanza la campaña Con Bildu No que rescata las promesas de Sánchez de no pactar con el partido de Otegi

LA ABRASIVA LEY CELAÁ

Hoy, por ejemplo, toca la Educación en el Congreso. La ley abrasiva, terrible, que esta ministra llamada Celaá ha sido capaz de elaborar sin consultar con nadie. Una ley autoritaria, sin consultar a padres, sin consultar a profesores, a expertos, ni siquiera a los pedagogos. A nadie. Donde se consagra la baja de la calidad de la enseñanza porque uno con 20 suspensos puede pasar de curso, donde se orilla el castellano como ley vehicular, donde no se permite la libertad de los padres a elegir, donde se acaba con la educación especial, y hay que tener muy mala sangre, donde se pondrá en marcha la formación del espíritu plurinacional. ¿Cuántas cosas quiere que le cuente de esta arbitraria y autoritaria ley de educación? Pero no se paran en barrenas.

Están realmente tumbando un régimen. Y Sánchez, solo por mantenerse en el poder, está literalmente en esa coalicion que quiere de nuevo hacer una transición, pero no en el sentido en que se hizo la Transición del 78, que fue una Transición de concordia, sino hacia páginas particularmente oscuras que no se esperan.

Bildu, recuerden la frase del día, Arkaítz Rodríguez: “Vamos a Madrid a tumbar el régimen”. Y el que acepta esos votos no dice ni mu, el otro lo aplaude, lógicamente, dentro de ese Gobierno socialcomunista hay una parte que está descaradamente a favor de ello y la otra, algún barón socialista que normalmente andaba en el silencio de los corderos, pues muestra algún tipo de asquito. Hasta Susana Díaz ha salido de la cueva donde estaba. Sánchez ni una palabra. Sánchez está por tumbar el régimen. Luego no nos hagamos los tontos cuando tengamos la realidad frente a nuestras narices porque Sánchez podrá mentir, es un mentiroso compulsivo, pero Sánchez no engaña a nadie.

Audio

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar