COPE

La Guardia Civil de Tráfico intercepta una bicicleta circulando con un motor de ciclomotor instalado

Al verse sorprendido, el supuesto ciclista apagó el motor y empezó a pedalear. Los agentes se desplazaron a la ITV para poder determinar sus características.

El depósito de gasolina estaba oculto bajo una camiseta

Vídeo

Vicente Herranz

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:40

La Guardia Civil de Tráfico dio el alto a un varón que circulaba sin pedalear en su bicicleta por la CV-905 a la altura de Torrevieja, tras inspeccionar el vehículo se pudieron percatar cómo se le había montado un motor de gasolina para su funcionamiento.

El pasado 3 de marzo, agentes del Equipo de Atestados de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Torrevieja, que se encontraban en la carretera CV 905 en su paso por Torrevieja, observaron como un ciclista, en este caso un varón de 41 años de edad y de origen pakistaní, se desplazaba inusualmente deprisa y sin pedalear en un tramo de pendiente positiva, de igual forma les puso en alerta cuando escucharon que emanaba del vehículo el sonido característico de un motor de baja cilindrada. Cuando, el ciclista se percató de la presencia de la Guardia Civil, apagó el motor rápidamente y empezó a pedalear, por lo que procedieron a darle el alto.

El depósito de gasolina estaba oculto bajo una camiseta

Una vez que inspeccionaron el vehículo observaron como tenía acoplado en el cuadro un motor de combustión interna y un depósito de gasolina ocultado bajo una camiseta para no llamar la atención y pasar desapercibido. De igual forma el manillar estaba modificado a tal fin tanto en el puño con el acople del acelerador como una doble maneta izquierda de freno.

Por todo ello, los guardias actuantes, procedieron a la retirada del vehículo y a su posterior análisis en las instalaciones de la ITV a fin de conocer las características del mismo y elaborar el pertinente informe pericial, dando como resultado que se trataba de un motor de dos tiempos alimentado por gasolina con una cilindrada de 49 centímetros cúbicos y que en su construcción podía superar los 50 Km/h.

En concordancia a las características demostradas, y con motivo de no haber obtenido nunca ninguna licencia ni permiso de circulación, se procedió a imputar al usuario del artilugio el pertinente delito, del cual conoce el Juzgado de Instrucción nº 1 de Torrevieja. De igual forma, al tratarse de un vehículo a motor, también se le formularon acorde a la legislación vigente, las correspondientes sanciones administrativas por carecer de matriculación, seguro e inspección técnica.

Estas tres sanciones pueden llegar a suponer un montante económico total de hasta 1.400 euros.

Una vez finalizado el proceso de comprobaciones de las características se procedió a devolver el vehículo a su propietario.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo