COPE

¿Es tan sano el queso fresco como parece?

El queso es uno de los productos preferidos de los españoles, pero su alto contenido en grasas hace que muchos opten por la variedad del queso fresco para mantener la línea

¿Es tan sano el queso fresco como parece?

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 03:01

El queso es uno de los productos más consumidos en nuestros hogares, además de ser uno de los más exportados al exterior. Sin duda, uno de los alimentos preferidos por muchos que, sin embargo, siempre ha estado en el punto de mira de los dietistas por su alto contenido en grasa, lo que nos hace engordar. No es un lácteo del que debamos abusar desde luego. Pero, para aquellos que quieren adelgazar o mantener la línea y son amantes del queso, han sustituido el queso curado, semicurado, de oveja, manchego, etc. por el queso fresco.

Se trata de un alimento elaborado a base de leche de oveja y expuesto a un periodo de maduración muy bajo, por lo que son quesos húmedos con un tiempo corto de conservación, por lo que es importante consumirlos una vez comprados, y reservarlos el menor tiempo posible en la nevera.

ctv-twn-fresco

De sobra es conocido que aquellas personas que tratan de mantener una vida sana incluyen en su dieta esta variedad láctea, sobre todo en desayunos, meriendas y cenas. Una buena porción de queso fresco y a dormir ligeros.

¿Es el queso fresco tan beneficioso para nuestro cuerpo cómo parece?

La respuesta es simple y sencilla. El queso fresco no engorda, siendo una opción muy saludable que te ayuda a mantenerte en tu peso ideal. Los motivos son fáciles de argumentar. Si tomamos como referencia el consumo de 100 gramos, la cifra de calorías ingeridas es muy escasa: apenas 62. Por otro lado, el contenido en sal es bajo, de 0,87, mientras que las grasas no superan los 0,5 gramos. A esto habría que añadir que este producto light contiene 0% azúcares.

Con estos datos en la mano, las diferencias con un queso curado son abismales, teniendo en cuenta que un queso curado rondan las 500 calorías.

ctv-e0b-fresco-2

Pero no hay que subestimar el valor energético que aporta el queso fresco, ya que pese a tratarse de un alimento saludable, su contenido en proteínas es muy alto, siendo por ello un lácteo al que recurren los deportistas, ya que contribuyen a que los músculos regeneren las fibras, al igual que otras comidas como los filetes o los huevos.

La hora ideal para consumir queso fresco

Otra de las ventajas del queso fresco es que puede ser consumido a cualquier hora del día, ya que como hemos comentado no engorda absolutamente nada, y además es fácil de digerir en el aparato digestivo. Por tanto, cualquier tipo de ensalada en la que se incluya como ingrediente el queso blanco es una opción saludable y ligera. También combina bien con el jamón de york o el salmón, y hasta puedes convertirlo en una especie de yogurt si lo bates. Si en cambio optas por consumirlo entre horas como aperitivo, estarás apostando por un producto ideal para no engordar.

En definitiva, un producto ideal para mantenerte sano y en tu línea.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

El Partidazo de COPE

con Joseba Larrañaga

Reproducir
Directo El Partidazo de COPE

El Partidazo de COPE

con Joseba Larrañaga

Escuchar