Boletín

Nico Jiménez ya es historia: así tienes que cortar el jamón para ser el mejor del mundo

El extremeño, récord del mundo en cortar jamón, ha fallecido dejando este legado

Así aconsejaba cortar el jamón Nico Jiménez, el mejor cortador de la historia

 

COPE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18 feb 2019

El extremeño Nico Jiménez, el mejor cortador de jamón del mundo, falleció por causas naturales este sábado, dejando un legado de 6 premios Guinness que lo reconocen como el mejor cortador de jamón de la historia.

Un talento cultivado a través de tres décadas de experiencia y trabajo, y que él mismo explica en su página web, donde también expone el método para llevar a cabo el corte de jamón perfecto.

 

Lo primero que hay que hacer es contar con las herramientas adecuadas para llevar a cabo este corte. Lo primero, un soporte jamonero, para poder sujetar adecuadamente el jamón.

Lo siguiente, es escoger el cuchillo adecuado. Como él mismo explica, lo ideal es usar los cuchillos 3 claveles: 

-Un cuchillo carnicero de hoja ancha para pelar la corteza exterior del jamón.

-Un cuchillo puntilla para puntear el hueso de la cadera y así no nos salga la típica curva.

-El cuchillo jamonero salmonero Nico jimenez

Una vez tenemos el cuchillo adecuado procedemos al corte. Para colocar bien el jamón, hay que tener en cuenta qué consumo se le quiere dar a la pieza. Si se quiere consumir toda de golpe, la pezuña debe colocarse hacia arriba, pero si se va a comer poco a poco, la pezuña hay que colocarla hacia abajo. Así, te comes primero la parte más estrecha del jamón, que es la que tiene menos grasa y la que antes se seca. 

Cuando hayas colocado bien la pieza, has de hacer un corte profundo y circular alrededor de la caña para hacer más fácil la extracción de la corteza sobrante y de las lonchas.

Lo siguiente es retirar la corteza y la grasa amarilla para proteger el sabor del jamón. Una vez se haya llegado hasta la zona de la carne, es hora de extraer las lonchas. Se sacan lo más finas y pequeñas que se pueda. Los cortes, en sentido longitudinal, desde la pezuña hasta la punta y de arriba hacia abajo. Hay que mantener la superficie lo más lisa posible hasta llegar al hueso. Después, le damos la vuelta y volvemos a empezar.

En este vídeo podemos ver al maestro explicando su método.

Etiquetas

Lo más