Boletín

Adiós puntas abiertas: trucos para conseguir un pelo a prueba de sol

El verano es letal para nuestra melena, las altas temperaturas, los rayos solares y la sal del mar pueden provocar grandes daños a nuestro cabello

Cuidados del pelo

Cuidados del pelo 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 08:54

Con la llegada del verano, los rayos de sol y las altas temperaturas hacen que nuestro cabello se vuelva mucho mas seco e incluso áspero. Además, en esta época del año es habitual recurrir a las piscinas o a la playa, por lo que el cloro y la sal marina provocan que nuestro pelo se resienta más que nunca. Por ello, es importante ser conscientes de que nuestra melena necesita unos cuidados especiales y existen una serie de trucos básicos que podrían ser útiles.

Cambiar de champú

Hay que empezar por la base, por algo tan sencillo como cambiar del tipo de champú que empleas habitualmente. Puede que ya hayas encontrado tu marca ideal y que no quieras probar cosas nuevas, pero es recomendable optar por un tipo de champú más hidratante, ya que en verano tiende a deshidratarse.

Sustituye el acondicionador por mascarilla

La mascarilla no es algo que se recomiende utilizar a diario, pero en este caso incluso las peluqueras aconsejan dejar de lado el acondicionador para optar por un tratamiento más intensivo con gran hidratación, sobre todo si se tiene una larga melena.

Aclarado con agua fría

Tras todos los mimos y cuidados, es importante que el aclarado no sea con agua muy caliente. Esto es útil en cualquier época del año, pero en verano es más fácil de realizar. El agua fría es sumamente beneficiosa tanto para el pelo como para el cuero cabelludo, mejorando la circulación sanguínea y aportando un extra de luminosidad.

Protector solar capilar

Los rayos de sol no afectan únicamente a nuestra piel y, aunque ya conocemos la importancia de aplicar protector solar a nuestra piel, a veces se nos olvida que el pelo y el cuero cabelludo también sufren. Por ello, es importante aplicar un buen protector capilar, ya que los rayos ultravioletas reducen la flexibilidad de la cutícula del pelo, lo que provoca que se debilite y pierda color, llegando a romperse.

El aceite es tu aliado

Incluso en el caso de que tengas el pelo liso y muy fino, el aceite en verano debe ser algo esencial por ese plus de hidratación tan importante que aporta. Además, se puede optar por un tratamiento más en profundidad, dejando aplicado aceite de coco, por ejemplo, durante toda la noche y aclarándolo nada más levantar.

Sanear las puntas

Es lo más complicado, algo a lo que muchos tienen miedo, pero es fundamental comenzar la época de sol, playa y piscina con un buen saneamiento, consiguiendo fortalecer la melena para que resista mejor a las duras condiciones del verano.

Etiquetas

Lo más