COPE

La escasez de gammaglobulinas pone en jaque la salud de personas con problemas autoinmunes

Con la pandemia, los hospitales están recibiendo menos dosis de este tratamiento obtenido a partir de plasma humano. Y, como ha comprobado COPE, están priorizando pacientes

Audio

José Ángel Cuadrado Roca
@cuadrado_roca

Redactor

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13 oct 2021

Nuestro país sufre un problema estructural relacionado con el stock de gammaglobulina. Este tratamiento -que reciben unas 800.000 personas con diferentes problemas autoinmunes- se crea a partir de plasma humano obtenido gracias a donaciones.

Con la llegada del coronavirus, esas donaciones han caído hasta un 70 por ciento a nivel global. Y nuestro país – que no es capaz de autoabastecerse porque la recogida de plasma es muy baja- lo está pasando realmente mal. Tampoco ayudan los precios de referencia marcados por Sanidad para este tratamiento. Algo que hace que, en tiempos de escasez, los laboratorios prefieran vender su producto a otros países que pagan más.

Desde hace meses, la cantidad de plasma convertido en gammaglobulina que llega desde el extranjero y que necesitan los hospitales españoles para cubrir la demanda total de pacientes es insuficiente. Y, por eso, algunos hospitales han creado grupos de trabajo en los que sus profesionales priorizan los pacientes que deben recibir las dosis disponibles.

En este sentido, COPE ha podido saber que algunos hospitales de nuestro país como el de Viladecans o el de Manresa están derivando pacientes a otros centros como el de la Santa Creu y Sant Pau de Barcelona porque no tienen acceso a suficientes dosis.

Pero el problema es que el Sant Pau tampoco puede asumir a esos pacientes derivados porque no tienen stock de tratamiento para todos. Cuentan con lo justo para los suyos.

Pero esto no son casos aislados. Sorprende lo que le está sucediendo a Manuela.

Manuela está sufriendo la escasez de gammaglobulinas


Esta mujer de 49 años tiene varias enfermedades raras. Una de ellas es una neuropatía sensitiva por la que, básicamente, se le están degenerando los nervios. La consecuencia directa es la parálisis de su cuerpo y unos dolores musculares insoportables.

Para tratarla, los médicos del Hospital San Cecilio de Granada le empezaron a suministrar, una vez al mes, una dosis de gammaglobulina. Y los resultados fueron muy buenos. “Me dolían menos las piernas y mi día era más llevadero. Incluso mis informes constatan mi mejoría gracias a la gammaglobulina”, asegura Manuela a COPE.

Pero tras un tiempo recibiendo ese tratamiento una vez al mes, la llegada de la pandemia cambió la situación de Manuela.

Según cuenta esta mujer, en abril de 2020 en el Hospital San Cecilio de Granada le dijeron que el tratamiento que recibía cada mes se lo iban a espaciar a entre 3 y 6 meses.

Según Manuela, el hospital le argumentó que no había stock suficiente. El centro, preguntado por COPE, niega esta versión y asegura que “no han tenido problemas de suministro”. Pero COPE ha podido saber -de fuentes cercanas al Hospital- que el San Cecilio sí que ha tenido problemas de stock de gammaglobulinas durante varios meses.

Casual o no... a raíz de esta investigación, Manuela que llevaba desde el pasado mes de julio sin recibir su tratamiento acaba de recibir una citación para retomarlo el próximo jueves 21 de octubre. Y eso que esta mujer había llamado varias veces al centro para contar “lo mal que lo estaba pasando y los dolores que tenía”. En ninguna de ellas le habían ofrecido grandes soluciones y, por supuesto, no le habían dicho de retomar el tratamiento de gammaglobulina una vez al mes.


Etiquetas

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar