COPE

Trump y Biden se disputan la presidencia de Estados Unidos en unas elecciones marcadas por la pandemia

Las encuestas siguen apuntando a una victoria de Joe Biden, pero Trump ha conseguido recortar distancias en los últimos días de campaña

Trump y Biden se dispuntan la presidencia de Estados Unidos en unas elecciones marcadas por la pandemia
Javi García
@garciaperezcom

Redactor COPE

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 11:09

La cita electoral en Estados Unidos ha llegado. Donal Trump y Joe Biden conocerán en las próximas horas quién es el vencedor y por tanto el presidente de los Estados Unidos para los próximos cuatro años. La campaña electoral ha llegado a la línea de meta con un spring de ambos candidatos para intentar asegurarse ese puñado de votos indecisos que pueden ser determinantes para que la balanza se ponga del lado demócrata o republicano. 245 millones de personas están incluidos en el censo electoral del país y podrán votar en estas elecciones

Consulta aquí los datos más importantes para seguir la noche electoral en Estados Unidos

Las encuestas son favorables al candidato demócrata, que en algunas de ellas consigue una ventaja de en torno a los 10 puntos respecto a Donald Trump. Pero en la memoria de los estadounidenses y también en las de todos los expertos, que durante esta campaña han analizado las claves de estas elecciones, está el resultado del pasado año 2016, cuando Hillary Clinton era favorita para continuar con la marca demócrata en la Casa Blanca pero de forma casi inesperada Trump consiguió la victoria en ciertos estados claves y alcanzando así la presidencia de los Estados Unidos.

Donald Trump consigue reducir la distancia en el cierre de Campaña

Las últimas encuestas apuntan a que Biden cuenta con un 51% de apoyo en cuanto a la intención de voto, mientras que Donald Trump tendría un 44,1%. Aunque el candidato republicano ha conseguido mejorar sus datos respecto a anteriores semanas, las encuestas se han mostrado durante toda la campaña muy favorables a Joe Biden. Respecto al año 2016, en esta ocasión, Trump nunca ha estado cerca en las encuestas o incluso superando a su rival en algunos momentos de la campaña electoral, algo que sí ocurrió en la campaña contra Hillary Clinton.

La campaña cierra una diferencia entre Joe Biden y Donald Trump de 6,9 puntos, siendo la primera vez en toda la campaña que la diferencia es menor a siete puntos. En algunos momentos de la campaña, Biden había conseguido una ventaja de 11 puntos por encima del actual presidente de los Estados Unidos.

Los estados claves y su papel fundamental en la carrera presidencial

Otras de claves que han marcado la campaña junto a los vaticinios de las encuestas han sido los conocidos estados claves o péndulos, aquellos donde el resultado es más incierto y cuyos resultados son muy importantes para que un candidato u otro consiga asegurarse la residencia en la Casa Blanca hasta el año 2024.

Los estados péndulos más importantes y que pueden determinar el resultado electoral son Florida, Pensilvania, Michigan, Wisconsin, Minesota, Nuevo Hampshire, Texas, Arizona, Georgia, Carolina del Norte, Nevada, Ohio, Iowa, Maine y Nebraska.

Por ejemplo, en Florida, estado que muchos apuntan a necesario para que Trump pueda mantenerse en la Casa Blanca porque cuenta con 29 votos electorales, Biden está un punto por delante de las encuestas (47,6% frente a un 46,6%).

Consulta aquí los datos más importantes sobre los estados considerados clave

Se considera que los demócratas tienen ganado California, Nueva York, Nueva Jersey, Illinois, Hawái, Oregón, Washington, Colorado, Nuevo México, Massachusetts, Virginia, Maryland, Delaware, Rhode Island, Connecticut, el Distrito de Columbia, Vermont y Maine. Para los republicanos Tennessee, Kentucky, Indiana, Carolina del Sur, Misuri, Kansas, Luisiana, Alabama, las Dakotas, Wyoming, Idaho, Arkansas, Alaska, Oklahoma, Misisipí, Utah, Virginia Occidental, Montana y Nebraska. En total, los estados demócratas suman 212 compromisarios y los republicanos 125, por lo que a simple vista la victoria de Biden parecería más sencilla.

Hito histórico respecto al voto anticipado

En cuanto al voto, esta campaña electoral en Estados Unidos pasará a la historia por registrar cifras récord en cuanto al voto por correo, ya que casi la mitad de los votantes registrados en Estados Unidos ya han depositado su voto, sobre todo por el contexto de pandemia en el que nos movemos. Al cierre de campaña, casi 92 millones de personas ya habían tomado una decisión, esto supone una cifra que casi dobla a la registrada en el año 2016, cuando fueron 47 millones. Incluso ambos candidatos también ha depositado su voto a través de esta modalidad.

Según los expertos, el voto por correo puede beneficiar de forma directa a Joe Biden y que este puede ser un factor determinante a la hora de conocer el resultado de las elecciones de este 3 de noviembre, ya que puede retrasar el escrutinio de forma considerable. Por su parte, Donald Trump se ha mostrado reacio a esta modalidad de votación, e incluso ha amenazado con ir a los tribunales si el resultado no concuerda con las aspiraciones del candidato republicano.

Los reproches marcan el ritmo de una campaña con la pandemia como protagonista

La campaña protagonizada entra ambos candidatos ha tenido varios capítulos que se pueden analizar de forma significativa, pero el principal objetivo de tensión y debate ha sido la crisis provocada por el impacto de la covid-19 en la sociedad estadounidense. El número de contagios y fallecidos siguen disparados y ambos candidatos han utilizado la pandemia en sus discursos como arma arrojadiza contra sus rivales.

Donald Trump se ha mostrado durante estas semanas, incluso después de su positivo, partidario de asegurar el mantenimiento de la economía y los puestos de trabajo porque a su juicio esto pasará y en pocas semanas estarán las vacunas disponibles. Por su parte, Joe Biden ha denunciado de forma tajante la gestión que Trump ha realizado de la pandemia desde la Casa Blanca, llegando a decir que el presidente está poniendo en juego millones de vidas con sus políticas.

Las imágenes de los mítines de ambos candidatos respecto a la pandemia también han sido llamativas, ya que Trump ha decidido realizarlos en grandes explanadas de aeropuertos con miles de personas y Biden ha decidido hacer mítines pequeños con mascarillas y respetando las distancias de seguridad. Por tanto, la pandemia será uno de los principales factores que marcarán la decisión de los estadounidenses a la hora de acudir a los colegios electorales.

El intercambio de reproches también ha sido la tónica dominante de una campaña en la que ambos candidatos protagonizaron uno de los debates presidenciales más tensos de la historia electoral estadounidense. Fue en el mes de septiembre, pocos días antes de conocer el positivo en coronavirus de Trump. En aquel encuentro ambos candidatos se intercambiaron insultos como "viejo" o "payaso", algo que provocó que el comité de organización de los debates electorales decidieran cerras los micrófonos en el segundo y último encuentro entre Biden y Trump para intentar evitar las interrupciones.

A parte de la pandemia, existen otros puntos importantes que han sido subrayados en las campañas de ambos candidatos: el futuro del 'Obamacare', la regulación de la inmigración en Estados Unidos, las relaciones de EE. UU. con Europa o el papel que Washington debe jugar en la lucha contra el cambio climático. Estas aristas han sido puntos de debate entre Trump y Biden, que tienen posturas antagónicas en muchos de ellos y que pueden ser factores determinantes a la hora de convencer a la ciudadanía.

Los dos candidatos, Joe Biden y Donald Trump, han protagonizado una intensa última jornada en cuanto al número de mítines, marcados por el constante intercambio de reproches. Donald Trump no ha empleado bastante tiempo en atacar las encuestas electorales, que dan la Presidencia a Biden, tildándolas de falsas. De Biden ha dicho que es un "político corrupto" y también ha arremetido contra la excandidata demócrata Hillary Clinton, a la que ha calificado de "criminal", antes de deslizar de nuevo la idea de que el voto anticipado en Estados Unidos puede usarse para llevar a cabo un fraude en los comicios.

En cuanto a Biden, ha comenzado el último día de campaña electoral en Cleveland, Ohio, donde ha asegurado que "es hora de que Donald Trump haga sus maletas y se vaya a casa". "Hemos terminado. Hemos terminado con el caos, hemos terminado con los 'tuits', la ira, el odio, el fracaso, la irresponsabilidad", ha señalado el candidato demócrata, que ha tratado de mostrarse como la antítesis del actual presidente, como viene haciendo desde el lanzamiento de su candidatura.

Miedo a la jornada poselectoral

Una de las imágenes que más ha llamado la atención en esta recta final de campaña es la cantidad de comercios y hogares que se han blindado con tablones y medidas de seguridad ante los posibles disturbios que pueden tener lugar tras la noche electoral. En este sentido, es fácil encontrar estos días en los alrededores de la Casa Blanca varias estampas más típicas de un frente huracanado que de unas elecciones, todo por el miedo a posibles disturbios tras las escenas vividas hace pocos meses tras el fallecimiento de George Floyd.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo TRECE en salida: 'Perseguidos pero no olvidados"

TRECE en salida: 'Perseguidos pero no olvidados"

Con Raquel Martín

Ver TRECE