Profesiones con futuro: Entrenador personal

En COPE te enseñamos cómo es la labor de poner a otros en forma, compartir tu pasión por la salud y hacer de ello una opción profesional

Audio

 

Paco Delgado
@Delgado_LPaco

Redactor de COPE y director de 'Hollywood Land'

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 01 sep 2019

Habrá más de una persona que diga que un entrenador personal no es más que alguien que está en forma, le apasiona el deporte y se dedica a entrenar a los demás y ayudarles a perder peso. En parte lo es, pero también es hacer una valoración inicial a esos usuarios que revele posibles handicaps, necesidades particulares o, incluso, alguna descompensación muscular. Se trata de marcar objetivos y elaborar un programa de entrenamiento a partir de ahí. En Profesiones con Futuro  te descubrimos cómo llegar a ser alguien capaz de desempeñar profesionalmente todas esas tareas de la mano de Isaac Tarín, entrenador personal en el centro SOIFIT de Valencia.

Titulación necesaria

Lo ideal es cursar el grado universitario de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. “La carrera te da una idea muy amplia y dispersa de la enseñanza, la salud o el rendimiento”, explica el experto en entrenamiento físico. Y es que para ser entrenador personal no solo te tiene que gustar el mundo de la salud y del fitness, así como preparación universitaria, hay que hacer también “una especialización en aquello que te quieras dedicar más en concreto, como cursos de posgrado o másters”, añade el experto. 

Profesiones con futuro: Entrenador personal

 

Pero muchos se preguntarán, ¿para qué tanta preparación para ayudar a alguien a perder peso? “Hay un problema de intrusismo. Hay gente que baja de un andamio, hace un curso de 20 horas y ya se hace llamar entrenador personal”, explica Tarín. “Hay que conocer el cuerpo humano, si te pasas con la dosis o no es la adecuada puedes estar perjudicando su salud”. Por todo ello, no es extraño que quien quiera encontrar un entrenador personal primero pregunte la formación que tiene, por lo que una buena formación es esencial.

Salarios

La demanda de entrenadores personales ha subido en los últimos 5 años en proporción a la cantidad de personas cada vez más interesadas por el mundo del fitness. “En el río Turia de Valencia hemos pasado de ver 3 o 4 entrenadores personales y hoy está repleto”, asegura el entrenador de SOIFIT. Por todo ello, la diferenciación en el preparación y calidad de un entrenamiento u otro determina el precio final y los ingresos que pueda tener un profesional. Si se dedica por libre, el precio base es de 35 euros la hora, mientras que hacerlo por cuenta ajena en un centro especializado serían unos ingresos netos de 8 a 10 euros por entrenador. “Teniendo carrera y especializaciones, este campo necesita una actualización constante, imagínate con un curso de 20 horas”, por lo que “no puedes cobrar menos de 35 euros por un entrenamiento personal bien preparado”, explica Tarín.

Por libre o por cuenta ajena

Como solemos aclarar muchas veces en esta sección de COPE, ha llegado el momento de saber si es más rentable dedicarse a la preparación personal por libre o por cuenta ajena. “Para empezar y coger práctica intentaría buscar trabajo en un centro de entrenamiento personal, porque te da bagaje, experiencia, trabajar con otros compañeros y comprender si te apasiona o no”, aclara Isaac. Y es que

el problema de empezar uno solo es simple: no todos están preparados ni especializados en comunicación y ventas. “Si un entrenador no sabe llegar hasta un público objetivo no va a poder conseguir cliente, por lo que necesita un bagaje para saber cómo venderse”.

Lo más