Defensa limita la potestad de los mandos para revocar medidas de conciliación

Las nuevas normas reconocen por primera vez expresamente la conciliación familiar como un derecho de los militares

 

@manuiza64

Jefe de Internacional de COPE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:51

El gobierno ha dado el visto bueno a medidas que harán más fácil la conciliación de la vida familiar y profesional de los militares, modificando dos órdenes ministeriales en las que se regulan los permisos, vacaciones, jornadas y horarios. La nueva legislación limita el margen de maniobra de los mandos para revocar reducciones de jornadas, exenciones de guardias y otras medidas de conciliación alegando necesidades de servicio. El artículo 4 de la orden que regula la jornada y el régimen de horario habitual de los miembros de las Fuerzas Armadas establece ahora que “la aplicación del criterio de necesidades de servicio se hará siempre de forma justificada, motivada e individualizada, y tomando en consideración el derecho a las medidas de conciliación de la vida profesional, personal y familiar y sus criterios de aplicación”. Además, la segunda orden -en la que se regula el régimen de vacaciones, permisos y reducciones de jornada- indica que “las necesidades del servicio deberán estar sometidas a los criterios de oportunidad, proporcionalidad y excepcionalidad”.

De modo más particular, el militar que tenga reducción de horario por el cuidado de un hijo menor de cuatro años no podrá ser obligado a realizar guardias u otros servicios que interfieran con ese beneficio. Aquel que viva con un hijo menor de 12 años y sea responsable único de su cuidado tendrá derecho a reducción de jornada y exención de guardias, y quienes dispongan de reducción de jornada por cuidar de una persona con discapacidad estarán eximidos de guardias.

Las nuevas normas -que reconocen expresamente por primera vez la conciliación familiar como un derecho de los militares- no han sido acogidas con entusiasmo entre los mandos, según fuentes de las asociaciones. El secretario general de AUME (Asociación Unificada de Militares Españoles), Jorge Bravo, dice que estas medidas “no han sentado bien” a los jefes militares. Asegura que se “echaban para atrás muchas de las solicitudes que se hacían” para la conciliación familiar, y califica como “bastante positivas” las dos órdenes ministeriales. Desde ASFASPRO (Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas) su presidente Miquel Peñarroya señala que es un paso adelante para el personal militar “por la facilidad para conciliar vida familiar y laboral” y que les “equipara con el resto de la administración”.

Etiquetas

Lo más