Marta Ruiz: "Esta legislatura liderada por Sánchez estaba muerta casi desde el principio"

Los presupuestos han sido rechazados por 191 votos a favor y 158 en contra

Marta Ruiz

Marta Ruiz

Presentadora de 'Mediodía COPE'

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:43

Gracias por estar al otro lado, y en especial en este día de la Radio, medio que ocupa un lugar tan importante en nuestras vidas.

Sin esperanza no se puede vivir, pero la realidad no hay que perderla nunca de vista, y la realidad es que esta legislatura liderada por Sánchez estaba muerta casi desde el principio. Con 84 socialistas y dependiendo de los votos de los independentistas, con una crisis abierta en canal en Cataluña, la esperanza de poder gobernar tenía que venir a toneladas. Lo del pleno de presupuestos ha sido en realidad una cuestión de confianza, un examen para el gobierno al que ha llegado estudiando la noche de antes, y esto, generalmente lleva al fracaso. El Gobierno ha intentado reescribir el relato, presentar a la derecha a los independentistas como amigos en contra de unas cuentas sociales. El PSOE ha sacado la artillería, ha salido a relucir hasta el 11M. El ejecutivo sabía a lo que iba. Los presupuestos han sido rechazados por 191 votos a favor y 158 en contra. Los independentistas han cumplido su amenaza después del desgaste de la figura del relator y de la mesa de partidos. Sánchez ha salido pitando y como viene siendo habitual ha pasado de largo de los periodistas. El 28 de abril es la fecha que toma fuerza para el adelanto electoral pero desde el gobierno, la ministra de Hacienda Montero dice que todo son especulaciones.

¿Y ahora qué? Pues que las cuentas vuelven al gobierno y el presidente tiene dos opciones: o rehacerlas o convocar elecciones. Si convoca elecciones, que es lo más probable, sería la segunda vez que pasa algo así en España, y de nuevo con un socialista al frente, entonces en 1995 gobernaba Felipe González.

¿Y qué cuentas regirían? Pues las del anterior Gobierno, que se prorrogarían pero esto tiene un riesgo… ¿Cuál? Pues el aumento del déficit, porque las medidas aprobadas por decreto, como la subida de las pensiones o del salario de los funcionarios públicos necesitan de unos ingresos que no están previstos en las cuentas anteriores. Lo único que está claro, sin ninguna duda, es que estamos en campaña electoral.

Lo más