• Miércoles, 24 de abril 2024
  • ABC

COPE

Noticias

¿Pueden los mensajes borrados de Ábalos inculparle? Un catedrático de Derecho da las claves de las pruebas

El exministro contaba que se había deshecho de todas sus conversaciones con Koldo García y un catedrático en Derecho Penal explica en 'La Tarde' cómo puede afectarle en el proceso

Audio

Coordinadora Fin de Semana

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 20:35

Si estás siguiendo con atención el "caso Koldo" y su última hora, te habrás dado cuenta de que requiere un enorme esfuerzo y es posible que te pierdas en alguna de las informaciones. No es para menos, porque cada hora que pasa, tenemos una nueva arista que conforma al caso, y, las novedades, van a una velocidad de vértigo.

Es difícil seguir esas novedades, especialmente, porque José Luis Ábalos, a quien el sumario señala como intermediario de la trama, va de medio en medio concediendo entrevistas de lo más ambiguas. La última, en el programa de Risto Mejide en Cuatro, en donde aseguró que, en cuanto conoció la detención de Koldo, lo bloqueó de su teléfono.

"Ahora mismo no te sé decir la fecha de la última conversación con él, te lo dejo y lo miras. Lo bloqueé tras la detención" aseguraba. Pero Risto insistió, preguntándole cuál era la última fecha de sus conversaciones, teniendo en cuenta que en el sumario aparecen fotos en las que se ve una reunión entre ambos el diez de enero.



Cuando Ábalos le dijo que no podía verlo por el bloqueo, Risto ofreció verlo él y es entonces cuando el exministro dijo "deja algo para la justicia", asegurando que había borrado algunos mensajes. Y aquí es donde surge la duda, ¿hay aquí algo que esconder? ¿Se pueden recuperar esos mensajes? ¿Pueden ser alguna prueba?

Es lo que le preguntamos a Emilio Cortés, catedrático de derecho penal de la Universidad de Extremadura, en La Tarde. Él nos explicaba que, borrar estos mensajes, puede poner en un aprieto a Ábalos.

"Estos mensajes pueden ser pruebas. En el supuesto de que alguna de las partes pudiera poner en entredicho la fiabilidad de la prueba, pueden intervenir peritos. Forma parte del derecho a la defensa, es una maniobra de autoencubrimiento, él puede disponer de su intimidad como quiera, no encuentro un reproche a la acción concreta de borrar los WhatsApp, otra cosa es cómo encaje en el devenir del procedimiento que en un momento esta persona borró sus mensajes" explicaba.

La destrucción de los mensajes, ¿delatan su culpabilidad?

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Si bien los mensajes que se intercambien a través de una plataforma digital pueden considerarse pruebas en un procedimiento judicial, para este experto, el hecho de borrarlos no significa un delito en sí mismo. "No se va a sostener como prueba única un posible delito" comenzaba explicando.

Eso sí, puede significar que él mismo, se delate como un posible culpable en la trama. "Puede ser un indicio que, puesto en conexión, puede hacer llegar a la conclusión de que decae la presunción de inocencia, no será una prueba irrefutable, pero si se le ponen las cosas mal, no cabe duda de que eso puede ser un indicio de cargo" expresaba.



Igualmente, no deja que las personas que estén citadas en uno de estos procesos crean que, por borrar mensajes, no se pueden recuperar. Lo cierto es que la policía puede tener "técnicas forenses muy ambiciosas" para recuperar ese contenido. Y, una vez recuperados, se pueden cotejar y validar si esas pruebas son las mismas que se aportaron en un inicio.

"Todo depende de la fiabilidad, como se opera en los procedimientos penales con pruebas de naturaleza documental, si una de las partes contrarias pone en entredicho esa prueba, cabe la posibilidad de que un perito, especialista en este tipo de materias, haga un cotejo entre la muestra que se aporta y la que radica en el propio teléfono. Te dirá si la info del teléfono es la que coincide con la que se ha aportado, es una prueba de validación" explicaba.

¿Pueden violar nuestra intimidad al recuperar esos mensajes?

Lo cierto es que los mensajes que nos manden y que mandamos, forman parte de nuestra intimidad. Por eso, igual que en cualquier otra prueba, la policía tiene que pedir autorización judicial para revisarlos.

"Los WhastApp se supone que aportamos los que generamos o recibimos, tenemos el plano técnico, de cómo se coteja la fiabilidad y veracidad que habita en un dispositivo, y otra es la legitimidad constitucional de esa prueba. No puedo hacer una maniobra de injerencia en un tercero para rescatar los WhatsApp. Que lo intervenga no significa que pueda operar, tiene que pedir autorización judicial"

En conclusión, como ha querido dejar claro, sí pueden constituir una prueba estos mensajes.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar