Juan Solo: "El auténtico peligro en un vuelo transoceánico: repollo y coliflor"

Llega el particular análisis de la actualidad de Juan Solo

Audio

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:35

Estos días yo ya me he puesto el pijama de entretiempo. El que me pongo cuando voy a casa de mis suegros, forradito con felpa. Sí soy un esclavo de la moda.

Pero basta de tonterías. Hablemos de lo que de verdad importa. El vídeo de Quim TorraAyer lo analizamos desde el punto de vista técnico y actoral.

De lo peor que ha visto ojo humano. Mi momento favorito es el del sillón.

Pero comentar lo malo que es Torra (como actor) es quedarnos en la superficie del problema. Vamos al tuétano del asunto. El mundo piruleta.

¿A quién se le ocurrió? Quién tuvo la idea. ¿Quién lo grabó? Porque está grabado. Nadie vio que era espantoso. No dijo; Presidente, vamos a hacer otra toma en la que no parezca tanto un guiñol. Una vez grabado, ¿quién dio el visto bueno para que se emitiera? ¿Lo vio Torra? ¿Se gustó? Quizá los redactores le dijeron “vamos a grabar otra” y él contestó: Qué dius! Es que lo he clavado. Estoy de Óscar.

Y este tema no da para más, como Torra. Hasta aquí el análisis de Juan Solo.

ESCUCHA LA SECCIÓN DE JUAN SOLO DE ESTE MARTES 22 DE OCTUBRE

Pero seguimos buscando la cara oculta de la noticia. Cogemos un avión único en su género. No es el Air Force One, pero casi.

Seguramente ya te hayas enterado de que este pasado domingo la compañía aérea Qantas completó el vuelo comercial más largo sin escalas: Un New York-Sidney.

Nada más y nada menos que 19h y 16' metidos en una avión. Este es el primero de tres vuelos en los que se estudiarán los efectos en el pasaje de tantas horas metidos en un avión.

Y también es posible que ya sepas que, para combatir el síndrome de la clase turista, los pasajeros estuvieron haciendo ejercicio con una monitora al ritmo de la Macarena.

Estudiaron si los pasajeros tenían problemas para dormir. Hombre, con la Macarena es difícil. Yo recomiendo que les pongáis por el hilo musical a Laura Pausini. No me imagino a Laura Pausini con una motosierra.

Pero hay problemas que nadie ha visto. Veinte horas en un avión. Qué infierno para el personal de cabina, azafatas, aguantando al pasaje con hambre todo el rato, pidiendo sin parar... Y la gente, cuando come mucho... Eso se puede atascar. Vaya drama.

Y además, hay otro asunto escabroso. Es un problema de espacio.

Que nadie se escandalice: todo el mundo se tira pedos, hasta Enya. Aunque luego lo nieguen. Aunque no todo es terrorífico.

Pero quedan otros muchos que sí.

Veinte horas, 300 pasajeros, medio litro... Eso son unos 140 litros de ventosidad flotando en el ambiente.

Aunque siempre podría ser peor.

Un submarino... Imagina...

Todos en silencio... Un destructor navegando en la superficie, dispuesto a atacar con sus cargas de profundidad... Y en medio del silencio absoluto... pedo

Si yo fuera capitán de un submarino lo primero que haría sería eliminar del menú la coliflor y el repollo.

Lo más