¿Quiénes descubrieron la tumba de Tutankamón o el Machu Picchu?

En 'La Noche de Arjona' conocemos a las personas que estuvieron detrás de algunos de los descubrimientos más importantes de la historia

Audio

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 19:43

En 'La Noche de Arjona' nos trasladamos a otras épocas para hablar de grandes descubrimientos y de las personas que estuvieron detrás de ellos. La primera parada nos lleva a la antigua Tebas, lo que hoy es Luxor. En el Valle de los Reyes se encuentran las tumbas de numerosos faraones. Una de ellas, la mejor conservada, fue descubierta hace menos de cien años. Tras varios años excavando en aquellas tierras, el egiptólogo británico Howard Carter estaba a punto de tirar la toalla cuando, por casualidad, encontró un escalón enterrado en la arena, que lo acabó conduciendo hasta la tumba de Tutankamón. Era el año 1922. Sobre este apasionante descubrimiento habla Adolfo Arjona con la profesora y miembro de la Asociación Española de Egiptología, Mercedes Montes.

Al cabo de las semanas, Carter y su equipo consiguieron acceder a la necrópolis funeraria del faraón, que reinó en Egipto entre 1332 y 1323 a.C... siendo solo un niño. Después de semanas de trabajo, Carter y el mecenas que financiaba su trabajo en el Valle de los Reyes, Lord Carnarvon, se situaron frente a la puerta tras la que, sospechaban, se encontraba la tumba. Carnarvon le preguntó si podía ver algo y Carter él le contestó con la célebre frase: “Sí, cosas maravillosas”. Tras aquella puerta se encontraba, entre otros muchos tesoros, el sarcófago de Tutankamón.

MACHU PICCHU

Nuestro siguiente descubrimiento une Perú con un americano llamado Hiram Bingham. Bingham, que se había casado con la heredera de la joyería

Tiffany’s de Nueva York, se dedicó a recorrer Sudamérica en busca de aventuras. En esas estaba, cuando se cruzaron en su camino los restos de una ciudad inca anterior al siglo XV, hablamos de Machu Picchu.

Hiram Bingham, que llegó incluso a ser Senador y que fue enterrado en el cementerio de Arlington con todos los honores, ha pasado a la historia como el ‘descubridor’ de una ciudad que nunca estuvo perdida y que, teóricamente, ya habían descubierto otros. En ‘La Noche de Adolfo Arjona’ buceamos en su figura y en el descubrimiento de las ruinas de Machu Picchu.

DAVID LIVINGSTON

En este programa dedicado a descubrimientos y descubridores, conocemos a David Livingston. Nacido en Escocia el 19 de marzo de 1813, desde los diez años trabajó en una fábrica textil, pero eso no impidió que lograra matricularse en una escuela de medicina. Su padre, que enseñaba en una escuela dominical, lo animaba a que además entrara en el sacerdocio y eso hizo. Entró en la Sociedad Misionera Londinense como misionero en entrenamiento mientras continuaba sus estudios de medicina y atendía una iglesia en la localidad de Ongar, en el condado inglés de Essex.

Lo más