Boletín

Jair Bolsonaro se lleva un 'zas' por frivolizar con los riesgos sobre el medio ambiente

Julio César Herrero ha criticado al presidente de Brasil por, entre otras cosas, decir que la gente más culta tiene menos hijos

Audio

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 22:11

El colaborador de 'La Linterna' de COPE, Julio César Herrero ha criticado al controvertido presindete brasileño, Jair Bolsonaro, por unas declaraciones poco afortunadas. Relacionó el nivel cultural de las personas al número de hijos que tienen, afirmando que son más cultos aquellos que menos hijos tienen. También sacó pecho de frivolizar con los riesgos sobre el medio ambiente. Durante su gobierno se ha deforestado un 39% del Amazonas. 

Él es un estadista de los pocos que quedan. Intelectualmente está en el círculo de Donald Trump. También le gustan las armas, colocar a los hijos en embajadas, porque están muy bien preparados, no por otra cosa. Y está muy concienciado con el cambio climático. De hecho, tan implicado está en la causa que contribuye a ella como nadie. Durante los ocho meses de mandato, ha permitido que la industria minera, la maderera y las explotaciones agrícolas deforestaran un 39% del Amazonas. Poca cosa. Que allí lo que sobran son árboles y bichos.

Pero el otro día tuvo un brote de sensatez, que solo suele experimentar la gente seria y que ha leído algo, y sugirió una forma para luchar contra el cambio climático y para preservar el medio ambiente. Son de esas aportaciones que, si ahonda en ellas, le pueden servir para un Nobel. Escuchen a este lince: 

Audio

 

Como lo oyen. ¿Pensaban que era bueno sentarse cada día? Sí, pero eso es egoísmo. Para ayudar al medioambiente, aguanten y tomen asiento cada dos. Este faro intelectual del occidente se vino arriba y no sólo explicó la clave para evitar que el mundo crezca tanto sino que consiguió relacionar el número de hijos con el nivel cultural. Lo dicho, este busca el nobel. 

Audio

 

Vamos a ver, Jair. Así que las personas con más cultura tienen menos hijos. Yo siempre lo pensé y me satisface comprobar que alguien como tú lo refrenda. Pero lo más interesante es que si la gente tuviera más cultura no sólo solucionaríamos el problema de la superpoblación, sino que tendríamos un mundo mucho más culto. Como tú. Aunque en ese caso, ya dejarías de ser la excepción.

Así que, por frivolizar con los riesgos sobre el medio ambiente y por afirmar que la gente más culta tiene menos hijos, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se lleva un ¡ZAS! ¡En toda la boca!

Lo más