COPE

García Muñiz: “El Gobierno juega para que indultos y mesa de diálogo no coincidan demasiado en tiempo y forma"

Pilar García Muñiz desgrana la actualidad en su monólgo en 'Herrera en COPE'

Pilar García Muñiz

Pilar García Muñiz

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 11:17

Vídeo

Comenzamos un lunes especialmente marcado en el calendario.

Este 7 de junio se puede considerar como el inicio del modelo de verano que vamos a tener este 2021. Segundo verano de la pandemia, que afrontaremos sin haber estado duramente confinados como pasara en 2020 y con la ayuda de las vacunas.

Y precisamente el efecto positivo de las vacunas, aunque todavía no hayan llegado a toda la población, es lo que nos permite afrontar este verano con cierto optimismo.

¿Qué tres cosas suceden en este lunes 7 de junio? Pues empiezan a llegar los turistas a España, de forma generalizada, salvo los procedentes de los países con mayor riesgo.; comienzan a llegar los cruceros y acaban los toque de queda, al haberse levantado ya en la Comunidad Valenciana.

Lo primero, la llegada de turistas a nuestros aeropuertos. Es una de las medidas más importantes para reactivar la economía española. El turismo es uno de los principales motores y se enfrenta, como saben, al veto británico hasta por lo menos finales de junio.

Pues desde hoy ya pueden llegar turistas de prácticamente todas partes del mundo, salvo de Brasil, India y Sudáfrica, debido a las variantes de covid allí registradas. Desde esos países sólo podrán venir residentes en España.

¿El resto de turistas? Pues pueden llegar si acreditan: estar vacunados con la pauta completa, 14 días antes de la llegada; una PCR negativa en las últimas 48 horas y un test de antígenos negativo.

Y hay otro regreso importante porque vuelven los cruceros a nuestro país. Casi un año ha pasado desde aquel 23 de junio de 2020 en el que se prohibió a los cruceros internacionales atracar en los puertos españoles.

Otra medida que no es baladí, porque España es el segundo país del mundo que más cruceristas recibe, lo que aporta 2.800 millones al PIB español. El año pasado en lugar de esa aportación, lo que hubo fue unas pérdidas de 2.400 millones y la destrucción de 20 mil empleos.

¿En qué condiciones pueden atracar desde hoy los cruceros en España? Lo primero es no superar el 75% del aforo máximo, que no duerman más de dos tripulantes en el mismo camarote o establecer grupos que se mantengan a lo largo del crucero, establecer diferentes horarios de comida, embarque, desembarque, etc.

Lógicamente, todo con su PCR o prueba de antígenos negativas para subir a bordo.

Y el otro gran hito de este lunes, aunque sea más simbólico, es el carpetazo que España ha dado al toque de queda esta pasada medianoche. La Comunidad Valenciana ha sido la última en levantar esa medida que todos hemos asociado, mayoritariamente, al Estado de Alarma.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Todas esas medidas se sustentan en el proceso de vacunación. En España hay, a día de hoy, 10 millones 257 mil personas con la pauta completa. Algo más de 10 millones sobre una población de algo menos de 47 millones.

Es menos de lo que desearíamos, pero lo suficiente como para que se empiece a notar que los ingresos hospitalarios han descendido a la mitad en un mes o que los contagios también van a la baja.

Sea como sea, la vacunación avanza y llega el momento de la gente de 40 a 49 años. Hoy, País Vasco y Navarra comienzan a vacunar a ese sector de la población y este fin de semana lo ha hecho Galicia

Recuerden que ya habían comenzado, ni que fuera de forma parcial, territorios como Ceuta, Canarias, Castilla La-Mancha o Andalucía.

Otras autonomías tienen previsto comenzar a mediados de mes con los españoles que están en los 40, por lo que deberíamos llegar a mediados de julio con ese sector también vacunado.

Supondría tener a toda la población de mediana edad protegida por la vacuna.


INDULTOS Y MESA DE DIÁLOGO


Y además de todo esto, este lunes Pedro Sánchez visita hoy Cataluña con la polémica de los indultos como telón de fondo. El presidente del gobierno visita Barcelona, con motivo de un acto de homenaje de la patronal catalana Fomento del Trabajo pero a nadie se le escapa que allí va a coincidir con el presidente de la Generalitat, Pere Aragonés.

Y lo harán después de que hayan acordado reunirse en Moncloa en algún momento de este mes de julio para abordar el asunto de los indultos y la mesa de diálogo.

Que saben ustedes que ahora el Gobierno está jugando con los tiempos para que ambas cosas no coincidan demasiado en tiempo y forma para no dar una excesiva imagen de entreguismo del gobierno hacia los separatistas catalanes.

Tampoco ha pasado desapercibido el doble rasero con el que se conceden las recepciones en Moncloa.

Pere Aragonés apenas ha necesitado un par de semanas como presidente catalán para que le den hora en Moncloa. En cambio, Juan Manuel Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, que es la autonomía con mayor población de España, lleva en el poder desde 2019 y hasta ahora no le han confirmado que será recibido por Sánchez el próximo día 17.

Son esas cosas que dan que pensar y que fortalecen los argumentos de quienes critican que la deslealtad o el continuo pulso al Estado, al final, de una u otra manera acaba teniendo premio.

Y sobre los indultos, ¿qué argumento han empleado en el PSOE o el Gobierno este fin de semana? Pues básicamente el mismo que están empleando insistentemente desde el principio: que los indultos son una oportunidad para el diálogo y la convivencia, pero poniendo el acento en algo que el ministro Grande-Marlaska fue el primero en apuntar, y que no deja también de ser polémico: echar la culpa al PP. Es el argumento que ha empleado el ministro de Transportes, José Luis Ábalos.

Da a entender que la culpa no fue tanto de los separatistas y su proyecto abusivo sino de la actitud del anterior gobierno de Mariano Rajoy. En un asunto en el que se debería cerrar filas y entender que es un reto para el conjunto del Estado, no parece lo más conveniente diferenciar entre lo que hizo este u otro gobierno.

Pedro Sánchez, Presidente del gobierno central


CRISIS CON MARRUECOS


La crisis con Marruecos sigue abierta: la última coz que nos han pegado tiene que ver con la operación ‘Paso del Estrecho’. Ya sucedió el año pasado con motivo de la pandemia y ha vuelto a suceder de cara a este verano de 2021.

Marruecos ha vetado los puertos españoles para que sus nacionales que viven en el extranjero den el salto a territorio marroquí, mientras sí permite que se haga desde dos puertos franceses (siendo Marsella el principal) y desde un puerto italiano, que en este caso sería Génova.

El año pasado, como decimos, la excusa era la situación sanitaria pero este año la pandemia está mejor y precisamente España abre hoy los aeropuertos los puertos a buena parte del turismo mundial.

De manera que no hay que engañarse. Se trata de otra réplica de ese seísmo provocado por la crisis diplomática entre Rabat y Madrid a cuenta del Sáhara.

Audio



Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar