COPE

Sergio Barbosa: "Robles tuvo que dejar caer que el CNI no es el único responsable de los móviles del gobierno"

En el monólogo de 'Herrera en COPE', Sergio Barbosa analiza todo lo relativo a los espionajes de Pegasus y a la victoria histórica del Real Madrid

Sergio Barbosa

Sergio Barbosa

Periodista

Tiempo de lectura: 6'Actualizado 06 may 2022

Vídeo

¿Qué tal, buenos días? Saludos de Sergio Barbosa, en nombre de la gente que hace posible 'Herrera en COPE' en este jueves 5 de mayo de 2022. Otro día de desbrozamiento de la antena. Que yo no entiendo mucho de eso, pero están diciendo los técnicos que la purga de hoy va a llevar algo más de tiempo.

Así que vamos a ir tirando y ya habrá ocasión para preguntarle a Carlos Herrera, yo que sé, cómo vio él lo de anoche, lo del Real Madrid.

Porque dice el líder que él es mucho del Madrid de Baloncesto, pero no sabemos si, con esto de la purga y el simulador de caseta, que es un proyecto pionero en España que va a suponer un antes y un después en el mundo de la realidad virtual, no sabemos si, con todo eso, Herrera tuvo mucho tiempo para disfrutar anoche del nuevo milagro (y ya van unos cuantos) del Real Madrid de fútbol, en la Copa de Europa.

El milagro blanco del Madrid

Miren, una vez puede ser casualidad, pero cuando ese equipo remonta, como remonta, que cuando parece que está muerto y enterrado le entra el baile de 'sambito' y levanta la eliminatoria. Eso será fe, será la historia o será lo que sea, pero solo suerte no puede ser.

Estaban muertos en el 90. Necesitaban dos goles: pues en gol en el 90 y gol en el 91, los dos de Rodrygo. Y al poco de comenzar la prórroga, penalti claro y gol de Benzema. Así que el 28 de mayo, final de la Champions Rea Madrid-Liverpool. Dos gigantes de fútbol europeo, que suman 19 copas de Europa.

Mientras, los jeques y sus clubes-estado, como decíamos a las seis, lo van a tener que mirar por la tele o escuchar por la radio. Porque fíjense lo que es la Cadena COPE, que hasta Carlo Ancelotti, después de haberse metido en la final de la Champions, si dice de ir a cenar, en lo que va en el coche, camino del restaurante, tiene muy claro qué sintonía hay que poner. Resulta que Carleto es “uno de noi”, que escucha a los compañeros de deportes COPE.

La actualidad pasa por el once

A todo esto, ya saben, hoy el nexo de unión entre los diversos temas de la actualidad es el número once. El fútbol son once contra once y once personas van a entrar hoy en la sala que más va a dar que hablar en este jueves de mayo.

Porque en la comisión de secretos oficiales, a la que no pueden acceder los medios de comunicación, y que castiga con inhabilitación a los asistentes que cuenten lo que en ella se ha dicho, van a entrar once personas.

En una silla, la directora del Centro Nacional de Inteligencia, Paz Esteban, una mujer discreta, desconocida para el gran público y que lleva 40 años trabajando en “La Casa”, como se conoce a los servicios secretos españoles.

La señora Esteban podría ser una especie de versión española del papel que interpreta Judi Dench en las películas de James Bond. Vendría a ser, si lo queremos presentar en plan peliculero, la jefa de los espías. Los que tratan de pasar desapercibidos, mientras ponen la oreja aquí y allá para enterarse de cosas. De hecho, la actual jefa del CNI es tan discreta, que la mayoría de los españoles no la reconocería si se la toparan en la cola del súper o si escucharan su voz.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El papel de Paz Esteban en el CNI

Corría el año 2020, cuando el gobierno nombró a Paz Esteban directora del CNI y ella se proponía darle un nuevo impulso a ese organismo. Fíjense, dando las gracias a Margaritas Robles y a Pedro Sánchez. Claro, ni se podía imaginar el cariz que iban a tomar los acontecimientos y que, un día de mayo de 2022, iba a tener que comparecer, bajo rumores de que Pedro Sánchez puede servir su cabeza en bandeja de plata a los separatistas.

Y todo porque el propio gobierno hubiese dado credibilidad a un presunto espionaje contra esos separatistas con un programa con el que el propio gobierno también habría sido espiado, cosa que el propio gobierno, en rueda de prensa, habría anunciado a bombo y platillo.

Se le acerca una pitonisa a Paz Esteban en 2020 para pronosticarle lo que iba a pasar este 4 de mayo de 2022 y no se lo cree. Pero he aquí, que el día ha llegado. De manera que esta mañana, enfrente de Paz Esteban, estarán hasta diez diputados que, como decimos, van a comparecer a puerta cerrada, y bajo promesa de no decir ni Pamplona de lo que ahí dentro se hable.

Lo curioso es que lo que se va a encontrar delante la señora Esteban es una macedonia con lo mejor de cada casa porque es la primera vez que a un gobierno se le ocurre dar entrada en esa Comisión a los separatistas catalanes y a Bildu. Así que, cuando la señora Esteban levante la mirada por encima de su gafas de lectura se va a topar con Cuca Gamarra, Iván Espinosa de los Monteros, Edmundo Bal, Héctor Gómez y a partir de ahí la cosa digamos que baja bastante en “españolismo”.

PNV, Podemos, ERC y hasta Bildu

Aitor Esteban, del PNV; Pablo Echenique, de Podemos; Gabriel Rufián, de Esquerra; Miriam Nogueras, de la tropa de Puigdemont; Aizpurúa, por parte de los filoetarras de Bildu y Albert Botrán, que es un muchacho de los pijo-anarquistas de la CUP. Es decir, a ver cómo torea la todavía jefa del CNI una comisión en la que no puede dar demasiada información sobre Pegasus, porque enfrente tiene lo que tiene, que no van a salir a contarlo directamente, pero que ya se encargarán de filtrarlo.

Y porque la gente del CNI sabe que tiene que ser discreta, por el bien del Estado, y por lealtad al gobierno, aunque los vayan a masacrar en una comisión de Secretos Oficiales, porque así lo ha dispuesto el propio gobierno. De todos modos, no descarten que Paz Esteban confirme que había órdenes judiciales para controlar a determinados separatisas, por sus amenazas continuas al Estado de Derecho. Hoy saldremos de dudas.

Sea como sea, es "tal despropósito" cómo ha gestionado el sanchismo todo esto de Pegasus. Que ayer la ministra de Defensa, que también compareció en el Congreso, no pudo por más que hacer una cerra defensa del CNI.

Margarita Robles, en defensa del CNI

Algo que, paradójicamente, sitúa a Margarita Robles como una especie de verso suelto dentro de su propio gobierno, porque la defensa del CNI puede ir en disonancia con los ceses que puedan estar al caer. Robles defendió con vehemencia a los hombres y mujeres que trabajan en el CNI, con la indignación que le supone ver cómo los están dejando a los pies de los caballos, seguramente por motivaciones políticas.

Seguramente, también, con el recuerdo de cómo Sánchez se deshizo de Ábalos o Carmen Calvo y la certeza de que, si se la van a llevar por delante, lo mejor es ser ella misma hasta el final. Y, seguramente, con la indignación que le provoca ver cómo el partido que forma coalición de gobierno con el PSOE pide en el Congreso su cabeza, con ese aire de los mafiosos que te dicen, sin decirte, lo que tienes que hacer.

¿Les parece fuerte que dentro de un gobierno haya estos choques y estas deslealtades sobre un tema tan delicado como la Seguridad del Estado? ¿Que Podemos esté pidiendo la cabeza de la ministra de Defensa de esa manera?

Pues el dislate del Sanchismo no se queda ahí, porque las mentiras y la utilización torticera de, según que asuntos para hacer política, y para no perder a tus socios parlamentarios, pueden conducir a que incluso los ministros socialistas choquen entre sí. De manera que la ministra de Defensa tuvo que dejar caer ayer, así como el que no quiere la cosa, que el CNI no es el único responsable de los móviles de los miembros del gobierno.

Félix Bolaños y el espionaje a los móviles de Moncloa

Que el actual ministro de Presidencia, Félix Bolaños, el que salió en rueda de prensa a airear el espionaje sufrido por el gobierno, era precisamente el responsable de la seguridad de esos móviles, cuando fueron espiados, en su condición de secretario general de presidencia.

Tal ha sido el toque de Robles a Bolaños que luego, el gobierno, ha tenido que salir a tratar de dar explicaciones en defensa de Bolaños. Bueno, no, que sí, que Moncloa entregaba y mantenía los móviles, pero que la seguridad-seguridad era del Centro Criptológico Nacional. Pues miren, el centro criptológico se encarga de limpiar los móviles, pero los que tienen que estar pendientes de ese tipo de PCRs o ITVs informáticas son los de Moncloa.

Y si algo ha quedado demostrado aquí, si hacemos caso a la versión rocambolesca del gobierno de que estuvieron un año sin enterarse de que habían sido espiados, es que en Moncloa estuvieron un año la mar de tranquilos sin decirles al CNI que le hicieran los controles preceptivos al móvil del presidente.

Y, entre tanto, la prensa británica apuntando a Marruecos como principal sospechoso de haber espiado a Sánchez, lo cual alimenta las conjeturas de si lo, hipotéticamente encontrado por Marruecos en ese móvil, tendría que ver con la decisión de Sánchez, sorpresiva y no explicada, de ceder ante Marruecos sobre el Sáhara.

Te puede interesar:



Audio



Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar