Herrera: "Torra está provocando otra rebelión violenta y Sánchez le responde con cartitas"

Comienza este martes informado en el que PP y Cs inician las reuniones para la formación de un nuevo Ejecutivo en Andalucía

Carlos Herrera

Carlos Herrera

'Herrera en COPE'

Tiempo de lectura: 4' Actualizado 18:04

 

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

Total, que es mates. Es 11 de diciembre del 2018 y son las 8 de la mañana de un día en el que pueden bajar un poquito las temperaturas. Llega una jornada con más nubes, llega un frente Atlántico y el día va a tener aspecto más algo más sombrío, más propio del invierno que del otoño. Bueno, en fin... El invierno está a 10 días vista porque el día 21 no solo llega el Consejo de Ministros a Barcelona, llega también el invierno.

Hoy el sol se va a ver poco. Saben ustedes que el sol lo decanta todo, como dice mi amigo Alfonso “el Cani” que a Vox le llama Voc, partido Voc, y entonces, mirándole la cabeza Javier Caravaggio ayer, que decía: “Javier Caravaggio, dime el tinte que utiliza, por favor, porque no se puede ir mejor”, y dice Javier: “Alfonso, que yo no utilizo tinte”. Dice, se mira eso y se arregla muy fácil. Nos ponemos al sol porque el sol lo decanta todo. En fin, las risas, ¿no?

ESCUCHA AQUÍ EL EDITORIAL COMPLETO DE HERRERA 

A todo esto. Bueno, ¿y por qué venía lo del sol? Bueno, que no va haber mucho sol hoy pero hoy va a continuar la polémica y la inquietud por esta nueva escenificación de la fábula de la rana y el escorpión en la que estamos viviendo, ¿no? Es decir, la rana y escorpión son Quim Torra y Pedro Sánchez. Sabe Pedro Sánchez que si hace cualquier cosa contra Torra en el momento en el que están cruzando el río, Torra se hundirá pero él también porque acabará su Gobierno. Y ahí está. Y esa es la diatriba en la que vive que le tiene sin vivir. Tanto tiempo, paños calientes, disimulo como no enterándose. Tanto tiempo no queriendo ver la realidad de lo que los que le han puesto en ese puesto, en la Presidencia, en la Moncloa, le están haciendo todas las cosas que están haciendo. No querer verlas, pues lleva a esta encrucijada.

Además, ha tomado nota porque ha visto lo que ha significado en Andalucía. En Andalucía ha significado lo que ha significado. Perder el poder. Perder el poder el Partido Socialista porque PP y Ciudadanos, en fin... Si no lo estropean parece que están llegando a algún tipo de acuerdo. Podrían llegar a algún tipo de acuerdo. Es decir, presidiría la Junta el PP, Ciudadanos la vicepresidiría, controlaría Canal Sur, lo que se pueda controlar de Canal Sur, pero bueno. Y más.

Lo que ocurre es que Susana Díaz, ya saben ustedes, no... El Psoe en Andalucía, como escribe hoy Paco Robles, tiene mal perder. Tiene mal ganar también. Pero, desde luego, demuestra que tiene... Está demostrando que tiene mal perder. Pero Pedro Sánchez ha tomado nota, con lo cual, esperen ustedes seguramente las próximas horas algún destello de firmeza, aunque solamente sea propagandístico. Pero lo justo, porque mucho destello de firmeza significa que los otros te dejan tirado en el... Desde luego con los Presupuestos, en primer lugar, y en segundo ya veríamos si con algo más.

 

Miren, cada cambio al frente de la Generalidad de Cataluña ha sido un paso hacia el subterráneo, y ya estamos prácticamente en el centro de la Tierra . Desde Pujol, de todos los presidentes nacionalistas, desde Pujol a Artur Mas se dio un paso en el escalón de la estulticia y del fanatismo. Es el que inició todo este desbarajuste. Pero es que después creíamos que habíamos tocado ya suelo y empezamos a escarbar porque apareció alguien con más estulticia y con más fanatismo todavía, como ha sido Puigdemont. Un perfecto ignorante de la política, cobarde además, que montó lo que montó y ahora desde Waterloo sigue la vida con consejos fantasmales de la república y con alusiones a la valentía de los demás y no la suya propia. Y cuando creíamos que Puigdemont era lo peor, oiga, volviendo a escarbar ha aparecido Torra: un demente, un fascista, un individuo lamentable. Ha hecho 48 horas de supuesto ayuno en la Abadía de Montserrat. Se ha tomado la tensión tres veces con la foto para que parezca que, efectivamente, lo ha hecho, y viene de decir que hay que... Hay que seguir la vía eslovena que significa enfrentarse con su mini ejército de los Mossos al ejército español que teóricamente acudiría a acupar Cataluña y bla bla bla. Y hay que poner muertos encima de la mesa y todo eso.

Y luego, además, deja que los CDR hagan lo que quieran. Campen a sus anchas en Cataluña. Con lo cual, Sánchez tiene que hacer algo. Desde luego, la legislatura la tiene quemada, absolutamente destrozada. Pero tiene que hacer algo.

¿Y qué ha hecho? Pues enviar cartitas. Enviar cartitas de Carmen Calvo, Ávalos y Grande-Marlaska a los respectivos diciéndole: ”No estáis haciendo bien las cosas”. Y Grande-Marlaska diciendo:”Si los Mossos no intervienen respetando el orden público, guardando el orden público, tendré que enviar policías y guardias civiles”.

Pero si no hace falta enviar policías. ¿A qué vas a enviar policías? ¿A meternos en un hotel con dos manzanas y un bocadillo? Lo que hay que hacer es coger el control de los Mossos. Lo que ocurre que para eso, claro, hay que emitir decretos o tomar medidas que van desde la Ley de Seguridad Nacional, que te lo permite, hasta el 155.

Es que en Cataluña se está provocando otra rebelión y, además, violenta. Y eso no se frena con cartitas. Se frena desde el 155, pero tú eres el escorpión y si pico a la rana, me hundo. Ya, bueno, pues húndete, que igual nos llevamos hasta una alegría si tu Gobierno se hunde. Pero la situación es peligrosa. Nada menos que un presidente de la Generalidad llamando a la vía sangrienta, asegurando la inseguridad y, además, ahora cada paso que se de, todos saben que no se puede dar marcha atrás.

Y Torra no puede seguir siendo presidente de la Generalidad. Es un peligro público con el que no hay nada que dialogar. No puede haber más desconcierto en Cataluña y nadie sabe lo que va a pasar, por ejemplo, el día 21, donde hay hasta líderes de Terra Lliure diciendo que “vamos a hacer la revolución, vamos a tomar el Parlamento, vamos a...”. Yo que sé. Hay que ver el tío, eh. Y mientras tanto... Bueno, y los obispos catalanes ya con carta también dirigida a la hermana del ex consejero Turull. Dice que la prisión preventiva, hombre, es que no, no... Es que cuesta de entender. Claro, claro. Es que para todos este pastel, un obispo carlista en lo alto le va que ni pintado. Bueno, algún cura carlista ya hay suelto. Bastante. Pero ya un obispo carlista es lo mejor que puede pasar.

Lo más