Boletín

Santi González: “La vuelta de Zidane es una buena noticia para el madridismo, faltaría saber por qué se fue"

El Real Madrid vuelve a recobrar la ilusión con la vuelta del francés como entrenador del equipo

 

Colaborador

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 08:31

El análisis de la actualidad de Santi González en 'Herrera en COPE'.

Hoy las portadas se las disputan dos fichajes: el primero el de Zinedine Zidane para entrenar al Real Madrid. El anuncio de la vuelta de Zidane culmina un viaje circular de Florentino Pérez que ha durado 284 días desde aquella infausta jornada en la que anunció su marcha y abrió la caja de Pandora para el Real Madrid. Después de dos intentonas, vuelta al punto de partida. Fue muy notable el fichaje de Lopetegi, el seleccionador nacional en plena Eurocopa de Kiev. Primero cayó la Roja y luego empezó a caer el Madrid. Su cambio por Solari fue flor de un día. Ya hora estamos otra vez en Zidane, un consuelo después de haber circulado la especie de que podría volver Mouriño. Es una buena noticia para el madridismo. Ahora lo que faltaría saber es por qué se fue.

Otro fichaje sonado ha sido el de Silvia Clemente por Ciudadanos para presidir la Junta de Castilla y León. Sí, pero esta por las consecuencias. Después de haberse anunciado el triunfo de la conversa por 35 votos en las primarias, el recuento instado por el candidato alternativo, Paco Igea, ha desvelado que se produjo un pucherazo en el que se habían colado 82 votos de más, todos a favor de Silvia Clemente, una candidata que venía ya marcada por la sospecha. El asunto era tanto más notable cuanto que Igea ha sido uno de los mejores diputados  que ha tenido Ciudadanos en el Congreso desde las elecciones de 2015. Ahora hay que seguir persiguiendo la verdad: quién organizó el pucherazo, la tránsfuga recién llegada o el aparato que la promocionaba.

Como no hay dos sin tres, la Junta Electoral Central ha dado el visto bueno a las ruedas de prensa de los viernes sociales con que el sanchismo va a seguir sacando brillo a ese dinero nuestro que va a malgastar en propaganda. O sea que el Gobierno seguirá en lo suyo. La misma Junta ha dado a Torra un plazo de 48 horas para que retire los lazos amarillos y las esteladas. ¿Lo hará o archivará el ultimátum en la papelera? Se admiten apuestas.

Lo más