COPE

COCINA

El infalible truco para preparar un rebozado crujiente en los calamares a la romana

Un buen rebozado es la clave para que triunfes cocinando unos calamares a la romana

Audio

El rebozado es clave para preparar unos deliciosos calamares

Emilio Guerrero

Redactor COPE Málaga

Málaga

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:32

Un buen rebozado es la clave entre que triunfes preparando unos calamares a la romana o fracases con estrépito. Podemos comprar el mejor calamar de la pescadería, que esté bien fresco, pero si fallamos con el rebozado, de nada servirá que nos gastemos el dinero en un buen calamar.

Para que tengas éxito, te presentamos una receta para el rebozado con la que conseguirás triunfar y a buen seguro que los comensales a los que invites querrán repetir. De la mano del chef David Piedra, vamos no sólo a saber realizar un buen rebozado, que podrás luego emplear en otros alimentos, si no que también te enseñaremos como preparar el calamar para que tenga un sabor único: "El secreto es que el rebozado te quede duro y crujiente. Lo normal en los chiringuitos es encontrar calamares fritos, no con este rebozado, es decir que sólo se pasen por la harina de freír. En cuanto los probemos con este rebozado, enseguida notarás la diferencia", explica el chef David Piedra.

INGREDIENTES

1 Calamar

Para el rebozado

2 Huevos

100 ml de leche

100 gr de harina de trigo o harina de garbanzo

Para el marinado

1 Limón

1 Hoja de Laurel

Aceite de oliva

Sal

Perejil

ELABORACIÓN

Para empezar lo primero que debemos hacer es limpiar el calamar fresco. Si optamos por hacerlo nosotros deberemos cogerlo de la cabeza y tirar hacia atrás. Posteriormente, limpiarlo por dentro para retirar la pluma con la tinta. Hay gente que prefiere tirar la tira para atrás, aunque yo prefiero dejársela.

Seguidamente, lo cortamos en rodajas. Lo ideal es hacerlo en anillas de dos a cuatro centímetros, es decir, ni demasiado finos ni demasiado gruesos.

Una vez que tengamos el calamar listo, preparamos el marinado. Hacemos un zumo con el limón, le añadimos un poco de aceite de oliva virgen extra, perejil picado y la hora de laurel. Introducimos en el recipiente con el marinado ya preparado el calamar cortado y lo dejamos reposando unos treinta minutos.

Mientras tenemos el calamar reservado en el marinado, nos disponemos a hacer el rebozado. Lo primero que debemos hacer es separar en los huevos la clara de la yema. Para facilitar el proceso lo ideal es utilizar los huevos a temperatura ambiente.

Una vez que tengamos la claras y las yemas separadas, comenzamos añadiendo la leche a las yemas. Este proceso es clave porque es el que nos va a dar el resultado crujiente en el rebozado. Cuando tengamos mezclada las yemas con la leche comprobaremos que se nos ha quedado una pasta. A continuación con una batidora montamos las dos claras a punto de nieve, veremos que se nos queda como un merengue. A continuación, mezclamos muy poco a poco las claras con el preparado con las yemas y la leche. Una vez que tengamos la mezcla hecha lo reservamos en la nevera durante 10 minutos.

Ya por último nos queda freírlos. Introducimos aceite de oliva en la sartén y cuando empiece a humear mezclamos el calamar con el preparado para el rebozado que hemos preparado y lo vamos friendo. Es clave que el aceite está muy caliente pero sin pasarnos para que nos queden los calamares bien dorados y no quemados.

Con el toque marinado y con este rebozado notaremos una textura crujiente a la vez que cremosa. Este rebozado lo podemos utilizar para las gambas con gabardina u otro producto que te apetezca.

También te puede interesar:

Estos son los secretos para preparar unos deliciosos boquerones en vinagre

Los ingredientes que no pueden faltar para preparar una ensalada de verano

El ingrediente que desconoces para hacer un gazpacho "premium"​

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar