GP GRAN BRETAÑA

La lluvia y el asfalto "ahogan" el gran premio de Silverstone

El nuevo asfalto del trazado no drenó suficiente el agua y era peligroso para los pilotos competir en esas cicunstancias.

GP Gran bretaña

La lluvia lleva retrasando el GP desde las 12:30 del medidía. MOTO GP

EFE Cope.es

Tiempo de lectura: 4' Actualizado 18:48

La lluvia y el nuevo asfalto "ahogaron" los ánimos de la organización del Gran Premio de Gran Bretaña en el circuito de Silverstone, que fue cancelado por el peligro del agua acumulada en determinados puntos del trazado y que lo hacía impracticable para el motociclismo.

El caos vivido en la jornada previa, con el grave accidente del español Tito Rabat, que tuvo que ser operado de urgencia en el Hospital Universitario de Coventry y no regresará a España como muy pronto hasta el próximo jueves o viernes, cuando se considere que están estabilizadas sus lesiones, ha pesado como una losa a la hora de adoptar una decisión con la que se quiere garantizar la seguridad de todos los pilotos.

Con esas experiencias previas, el amanecer en el circuito de Silverstone -el más largo del calendario del Mundial, con 5.900 metros-, estuvo en todo momento condicionado y lo refrendó el cambio radical de la programación, al ser la carrera de MotoGP la primera en disputarse, seguida por Moto3 y Moto2, y con el agravante de que los últimos entrenamientos libres en la "categoría reina" se realizaron en seco, los únicos en esas condiciones, pues a partir de entonces comenzó a llover.

Esa inclemencia meteorológica era la más temida y el motivo del cambio de horario en el calendario de competición pero, por si acaso, durante la noche la organización local trabajó arduamente para intentar conseguir que el gran premio se pudiese disputar.

Los trabajos se centraron en la zona conflictiva del trazado, desde la curva siete a la once, para conseguir que toda el agua acumulada pudiese drenar bien y no se formasen lagunas en los numerosos baches de los que también se han quejado todos los pilotos.

Aunque no llovió intensamente, lo cierto es que no dejó de caer agua en ningún momento desde que se disputasen los últimos libres de Moto3 y Moto2, lo que fue "encharcando" la pista hasta que los pilotos de MotoGP salieron para hacer la vuelta de formación de salida, cuando muchos de ellos dieron dos vueltas, con un paso por la calle de talleres para cambiar de moto.

En esa vuelta de formación se vio como Álvaro Bautista (Ducati Desmosedici GP17) se salía de la pista y Maverick Viñales (Yamaha YZR M 1) -el más rápido en los últimos entrenamientos libres, que se realizaron en seco-, tenía un par de sustos en forma de "trallazos" de la rueda trasera de su moto.

Nada más llegar todos los pilotos a la formación de salida se tomó la decisión de aplazar la misma y motos y pilotos regresaron a sus talleres, a la espera de una nueva decisión que, en cualquier caso, no parecía albergar nada bueno y todo apuntaba a la anulación del gran premio.

A todos los problemas se unían los estrictamente técnicos, pues al ir las motos dotadas de discos de carbono, un material que cuanto más se calienta más frena, éstos no se iban a calentar apropiadamente y a rendir de manera óptima, como tampoco los neumáticos, que con tanta agua en pista no alcanzan su temperatura de trabajo.

Una concatenación de problemas y adversidades que hicieron sopesar la necesidad de arriesgarse a una decisión que podía poner en peligro la seguridad de los pilotos, que fue la que al final prevaleció, y por la cual se adoptó la decisión unánime de cancelar la carrera británica.


Si para de llover antes de las 17.00h. se celebrarán las tres carreras del Gran Premio de Gran Bretaña de MotoGP, en este orden y empezando a las 17.30h: MotoGP, Moto2 y Moto3. Se reducirían las vueltas. Si no empieza alguna carrera a las 17.30h. se cancelarían carreras empezando por Moto3 y con límite a las 20.30h.

Lo que está claro es que no se disputará este lunes, aunque la decisión resultó bastante dividida ya que al menos cuatro equipos oficiales y dos escuderías se decantaron claramente por el no y el resto estaba a favor de correr mañana, salvo en el caso de KTM, que señaló que haría lo que quisiese la mayoría.

Los que no querían correr el lunes ganaron, por lo que o se corre hoy, domingo, o se cancela definitivamente el gran premio, aunque la organización del campeonato ha forzado la situación hasta el final para intentar que al menos la carrera de MotoGP se disputase.

En la reunión que realizaron todos los equipos con la organización del campeonato, tanto Repsol Honda (Márquez y Pedrosa), Yamaha (Rossi y Viñales), Suzuki (Iannone y Rins), Aprilia (Espergaró y Redding), como Pramac (Petrucci y Miller) y Marc VDS (Morbidelli y Luthi), dijeron que no a disputar la carrera en lunes.

En el otro bando, el equipo oficial de Ducati (Dovizioso y Lorenzo), Equipo Ángel Nieto (Bautista y Abraham), Reale Avintia (Rabat -lesionado- y Simeon), Tech 3 (Zarco y Syahrin) y LCR (Crutchlow y Nakagami), se mostró a favor de correr en lunes, mientras que los austríacos de KTM optaron por decantarse del lado de la mayoría.

El italiano Franco Uncini, responsable de seguridad de la FIM (Federación Internacional de Motociclismo) reconoció que "el agua se queda estancada entre los baches y se origina un espejo que impide diferenciar si hay más o menos agua".

"No había llovido tanto aquí en las últimas semanas y no se había podido comprobar que sucedía este problema, que es que el agua se queda estancada entre los baches y se origina un espejo que impide diferenciar si hay más o menos agua", explicó Uncini, quien junto a Crutchlow supervisó a principios de este año las obras de asfaltado del trazado británico.

"Esto es la primera vez que sucede y es responsabilidad del circuito, que a su vez pedirá explicaciones a la empresa local encargada de re asfaltar el circuito", señaló Uncini.


Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), líder del mundial de MotoGP, valoró la cancelación del Gran Premio de Gran Bretaña de MotoGP y resaltó que "la decisión ha sido la correcta pues todos -explicó- queremos correr y a todos nos ha costado decidir, pero tenemos un compañero en el hospital y ya vimos lo que pasó ayer con este asfalto".

"Yo estaba preparado para correr, ciento por ciento concentrado, pero creo que al final la Comisión de Seguridad está para algo, nos han reunido, nos hemos sentado y allí es donde hemos valorado los 'pro y los contra' y creo que la decisión ha sido la correcta ya que todos queremos correr, a todos nos ha costado mucho decidir esto", explicó el piloto de Repsol Honda.


Jorge Lorenzo (Ducati Desmosedici GP18), autor del mejor tiempo de entrenamientos para el Gran Premio de Gran Bretaña de MotoGP en el circuito de Silverstone, aseguró que "la decisión fue unánime de todo el grupo de pilotos en Dirección de Carrera de cancelar el Gran Premio por las malas condiciones del asfalto que no drenaba bien desde ayer".

"El problema hoy era en general de todo el circuito y dadas las temperaturas bajas del circuito, no se podía asegurar que en cualquier momento pudiese aparecer nuevamente y por eso hemos decidido cancelar el gran premio", afirmó Lorenzo al micrófono de Movistar Televisión.

Lo más