• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Sanidad advierte del peligro de chupar la cabeza de las gambas esta Navidad

Una medida que debes tener en cuenta debido a los altos niveles de cadmio que se acumulan en esta parte del marisco

Gambas

Gambas

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 11:41

Cualquier época del año es buena para comer marisco. Si bien es cierto, cuando llegan estas fechas, la Navidad, su consumo asciende. Muchos son quienes llenan su banquete navideño de gambas, cigalas, langostinos, carabineros… Y la escena que se repite en cada casa ante este manjar es: chupar la cabeza de estos alimentos.

Pero, ¿por qué es malo chupar la cabeza de las gambas? La Agencia Española de Seguridad Alimentaria recomienda limitar, en la medida de lo posible, el consumo de carne oscura de los crustáceos, localizada en la cabeza, con el objetivo de reducir la exposición de cadmio.

Señala, además, que “el cadmio tiende a acumularse en el organismo, principalmente en el hígado y el riñón, durante un tiempo estimado de 10-30 años”, por eso alerta del riesgo que supone para este órgano ya que “puede causar disfunción renal, y a largo plazo, cáncer.  

Es por este motivo que la AECOSAN ha clasificado el cadmio como un agente de la categoría 1 (cancerígeno para los humanos) por existir suficiente evidencia científica que lo avala.

Recuerda también otros alimentos con alto contenido de cadmio, como por ejemplo en los productos de origen vegetal: algas, cacao, setas silvestres y semillas oleaginosas. Así como “destacar que el grupo de alimentos que más cadmio aporta a la ingesta total es el de cereales, no por contener un nivel alto, sino debido a que supone una parte muy importante de la dieta”. 

Puede ser que a partir de ahora, ante esta alerta de Sanidad, muchos piensen en cambiar algunas de las costumbres navideñas y dejen a un lado la cabeza de las gambas y demás crustáceos, como medida preventiva. 

Lo más