COPE

La propietaria de un bar revela cómo es de verdad participar en Pesadilla en la cocina: "Por tener audiencia"

Sole, propietaria de El Zamora, se sincera sobre qué pasó realmente cuando grabó un episodio junto a Chicote para 'Pesadilla en la cocina'

La propietaria de un bar revela cómo es de verdad participar en Pesadilla en la cocina: Por tener audiencia

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 20 jun 2022

'Pesadilla en la cocina' siempre ha sido muy polémico, dado los llamativos momentos que Chicote ha vivido entre los fogones de las difentes entregas. De hecho, el programa de laSexta fue llevado a los tribunales en varias ocasiones. El pasado 2014, José Luis Sanz, propietario de La Mansión de Navalcarnero, acusaba al chef de "comentarios vejatorios e injuriosos". El juzgado desestimó la demanda del hostelero en 2016, por lo que decidió recurrir ante la Audiencia Provincial de Madrid. Finalmente, la justicia dio la razón a Chicote.

Incluso, algunos participantes del espacio que se habían sentido engañados por el formato, llegaron a fundar la Asociación de Afectados por Pesadilla en la cocina. En su momento, tuvieron intención de emitir una demanda conjunta. Manoli, que regentaba el restaurante Irlanda en El Ferrol, y Sole, la dueña del Café de Zamora, fueron quienes iniciaron este movimiento por "promesas incumplidas" y "vejaciones" por parte de Chicote y el programa. No obstante, esta demanda parece haberse quedado en el olvido.

Ahora, ha sido Sole, la propietaria de El Zamora, quien se ha pronunciado sobre el espacio de laSexta en el canal de YouTube 'Cenando con Pablo'. El conductor del espacio se ha trasladado hasta uno de los restaurantes "más polémicos de todo el programa" de laSexta. "Fue el primero de la historia de Pesadilla en la Cocina en el que el propio Alberto Chicote se marchó del restaurante sin acabar el programa en plena reapertura", recordaba el youtuber. "Sole encabezó la asociación de afectados por Pesadilla en la cocina con la que acusa al programa de fraude y de ponerla a ella como loca", agrega.

Después de probar algunos de los platos de la carta, el creador de contenido hacía una serie de preguntas a Sole sobre su participación en 'Pesadilla en la cocina'. "De momento no hemos cerrado como nos vaticinó Chicote y compañía. Seguimos luchando y gracias a dios todo muy bien", comienza diciendo la propietaria del restaurante, haciendo referencia a la entrega del programa que se vio en 2017.

A raíz de esto, la dueña ha hablado de cómo es el programa tras las cámaras y segura que es "un guion y una provocación". "Por tener audiencia lo que no se puede hacer es cargarse a una persona", opinaba la mujer. Asimismo, la mujer confiesa que por culpa de Chicote tuvo que pedir ayuda psicológica, ya que "iba por la calle y parecía que había fantasmas por todos lados": "La gente no repara y hablar por hablar. No hablan con causa porque ellos no conocen el tema ni mucho menos".

La propietaria de un bar revela cómo es de verdad participar en Pesadilla en la cocina: Por tener audiencia



"Te complican la vida"

De la misma manera, Sole lamenta que los comensales que fueron a comer durante la grabación del programa no cuenta lo que de verdad vivieron en su restaurante. "Viendo cómo a mí se me puso, de maltratadora, de psicópata, de loca, que estaba para tirarme. Me sentí defraudada porque los comensales que vinieron, vienen elegidos por ellos y esos comensales saben perfectamente lo que tienen que decir y hacer", desvela.

Entre los clientes que comieron, se encontraban sus cuñados y sus sobrinas, quienes reconocieron que algunas mesas reclamaron y se quejaron porque la dirección del programa les obligaba a hacerlo. Entre tanto, uno de los momentos más recordados del episodio fue cuando protagonizó una fuerte discusión con un compañero de su cocina. "Ese enfrentamiento que tuve con el cocinero, que para mí fue dantesco, fue debido a la presión a la cual estábamos sometidos, en este caso yo", cuenta.


También afirma que, nada más recuperar su negocio una vez el programa ya se había ido, tuvo que reparar "cosas que habían dejado mal" con la reforma que hicieron en el local. Incluso tuvo que cambiar la barra porque asegura que estaba en mal estado. "Si la gente piensa que te solucionan la vida, no. Te la pueden complicar. O tienes la mente muy de decir borrón cuenta nueva, decir esto ha pasado y yo sigo mi camino, sino muy mal", explica la propietaria.

Antes de terminar, la mujer aclara el polémico final de su participación, ya que Chicote se marchaba muy enfadado y les abandonaba. "Dicen que Chicote no acabó el programa. Mentira, lo acabó. Lo maquillaron así y si se marchó. Yo no lo eché, se marchó solo", cuenta ella. Para concluir, señala que que lo pasó muy mal después de que se emitiese el programa por cómo había salido ella y su negocio. "El año 2017 no se lo deseo a nadie. No iba ni por la calle", insiste la entrevistada, haciendo referencia a lo mal que lo pasó por culpa del formato de laSexta.



Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Mediodía COPE

Mediodía COPE

Pilar García Muñiz

Escuchar