Si vuelves de vacaciones, céntrate en el presente: te adaptarás mejor

Evitar la tristeza, el malestar, la pereza o la irritabilidad que, en ocasiones lleva aparejada la vuelta a nuestro día a día laboral o escolar está en nuestra mano

¿Cómo afrontar la vuelta al trabajo?

¿Cómo afrontar la vuelta al trabajo? Pixabay

  • item no encontrado

Jefa de Sociedad, Nuevas Tecnologías y Casa Real en COPE

Madrid

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 16:33

Dejar atrás las vacaciones no siempre es fácil pero añorar ese tiempo libre y el relax y la desconexión que nos brindó no es la mejor forma para volver a la normalidad y al trabajo. Según señalan los psicólogos lejos de seguir secuestrados por el pasado lo que hay que hacer para un retorno tranquilo y en paz es centrarnos en el presente y en las oportunidades que nos ofrece.

Y es que evitar la tristeza, el malestar, la pereza o la irritabilidad que, en ocasiones lleva aparejada la vuelta a nuestro día a día laboral o escolar, lo que se conoce como “síndrome postvacacional” está en nuestra mano.

Lograrlo pasa por darnos un tiempo de adaptación que en la mayoría de los casos no supone más de dos o tres días. Y en ese tiempo tanto el descanso como la alimentación son fundamentales según explica Carlos Tejero de la Sociedad Española de Neurología ya que por ejemplo “una cena copiosa genera un sueño más profundo que requiere de más horas de descanso de las que no solemos disponer a diario”.

Es preciso adaptar nuestras emociones a nuestro comportamiento y vivir “en el aquí y ahora” hasta sentir que volvemos a encajar en nuestro entorno explica a COPE el psicólogo clínico Sergio García.

También el cerebro requiere de una etapa de transición ya que según señala Tejero “nuestra mente está preparado para percibir amenazas en el entorno. Y, especialmente en la vuelta a una gran ciudad, el exceso de ruidos los cambios de sonido, los olores y todas las demás cosas, el cerebro tiene que procesarlos, entenderlos y aparcarlos en el sitio de no peligrosos para que nos podamos centrar en otras tareas cerebrales que nos interesan”.

Los trabajos intelectuales y la vuelta al colegio también requieren, subrayan, de una adaptación previa en forma de lectura o de reflexión.

Y es que septiembre o el final de las vacaciones es según señalan estos expertos un buen momento para una pensar en profundidad en la mejor forma de organizarnos y en el enfoque que queremos dar a nuestra vida cotidiana para tratar de sacarle el máximo partido.  

Etiquetas

Lo más