COPE

Newsletters
Registrarme

Una clienta atónita al ver lo que le cobran en la cuenta por un pincho de tortilla en un bar: “Es obligatorio"

La inesperada situación se ha convertido en tendencia en redes tras publicar la usuaria la imagen de la cuenta que recibió por parte del camarero

La cuenta recibida por la clienta

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:00

La llegada del periodo estival y las vacaciones de verano traen consigo un incremento del consumo en lo que a servicios y productos de la hostelería se refiere. La gran cantidad de bares y restaurantes que hay en España es una clara evidencia. Pese a ello, a veces elegir bien o encontrar lo que queremos no siempre es tan sencillo dada la diversidad. Es por esto que cada vez son más comunes las páginas web en las que los clientes hablan de su experiencia en este tipo de locales. Fruto de todo esto, cada vez son más las personas que observan las reseñas de Google o acuden a este tipo de webs para consultar las opiniones que han dejado quienes han visitado estos negocios previamente. Es por eso que este tipo de plataformas de opiniones son cada vez más populares y que los dueños de los locales están cada vez más pendientes de lo que sale de ellos.

Aunque por lo general el nivel de la hostelería española es muy bueno, las malas experiencias y los servicios a disgusto del consumidor son una patente. Dentro de esto últimos, cabe resaltar el de una clienta que se quejó vía Twitter de la cuenta que le cobraron por un desayuno: "Pincho de tortilla en la barra de La Primera. No pido pan, lo ponen y lo cobran, 2,30 euros. Le digo a la camarera que no he pedido pan, y me dice que el pan es obligatorio. Esto ya me parece que pasa de castaño oscuro, ¿o no, @canadio1010? #elpanesobligatorio me lo voy a tatuar", publicaba la chica manifestando su queja por una situación que ya es viral en redes sociales.




De "sablazo" en "sablazo"

El caso de esa usuaria no es el único que se ha hecho público y, posteriormente, viral en redes sociales dado el surrealismo de la situación. Claro ejemplo de esto se ha sucedido en Canarias. El debate en las plataformas no se hizo esperar al conocerse la imagen de una factura de un restaurante de San Sebastián de La Gomera. Atendiendo a la misma, en ella se observa una cuenta de un desayuno que asciende hasta la cifra de 30 euros.

El suceso, ocurrido el pasado domingo, parte de la desorbitada cuenta por un desayuno. Los consumidores, a la hora de ir a realizar el pago se dieron cuenta de que el local le sumó un extra a tres pulguitas de lomo y bacón, en el que por añadir un suplemento, le salió 3 euros, 1 euro por cada bocadillo. Fruto de esto, cada mini bocadillo le costó 4.40 euros.

El alto montante del desayuno se hizo viral nada más publicarse en las distintas plataformas de Internet. Los comentarios del resto de usuarios no se hicieron esperar, tanto a favor como en contra del local. La disparidad de los comentarios generó uno clara discusión: "¿Clavada un bocadillo 3€? Si lo quiere más barato que vaya al supermercado y compre el pan y el queso, y se siente en un banco del parque", "La verdad es que es normal cobrar un pequeño extra si se quiere por un poco más de queso, pero vamos que el sentido común debe imperar en estos casos y tener una cortesía con el cliente, y si no es así pues 0.50 céntimos a lo máximo, pero me parece que esto se fue de madre", son algunas de las contestaciones más populares en defensa del bar.


La viral hostelería canaria

El anterior local no es el único punto de la hostelería isleña que se ha visto envuelto en alguna polémica. Toca desplazarse hasta Gran Canaria para encontrar otro popular caso. En este caso, un usuario de redes se quejó del precio total que tuvo que pegar por tres cafés cortados, una botella de agua, de 0,75 litros, y una cerveza, de 0,25. El costo total de esto ascendió hasta los 15 euros con 40 céntimos.

Para el cliente, el local del municipio grancanario de Mogán, el precio es desmesurado. Resultante de esto le surgió un enfadado que hizo público en Facebook adjuntando el recibo: el coste de cada cortado era de 2,50 euros y la botella de agua, cinco.

Toca remontarse hasta el verano pasado para ver otro caso que fue muy viral. Esta vez se sucedió en Tenerife, donde un usuario pagó 9,15 euros por una caña, una botella de agua y un cortada, 3,7, 3 y 2,75 euros respectivamente. Lo curioso de este caso, al igual que el anterior, es que en la factura no se desglosa el coste de las bebidas. Molesto por ello, el chiringuito en cuestión recibió su crítica por Facebook.

Escucha en directo COPE, la radio de los comunicadores mejor valorados. Si lo deseas puedes bajarte la aplicación de COPE para iOS (iPhone) y Android.

Y recuerda, en COPE encontrarás el mejor análisis sobre la actualidad, las claves de nuestros comunicadores para entender todo lo que te rodea, las mejores historias, el entretenimiento y, sobre todo, aquellos sonidos que no puedes encontrar en ningún otro lado.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar