COPE

El trasfondo de la Ley Trans: los puntos de una medida que ha provocado el choque en el Gobierno de coalición

La ley ha estado parada varios meses debido a las diferencias entre PSOE y Unidas Podemos, sobre todo destacando las discrepancias entre Carmen Calvo e Irene Montero

Irene Montero

Europa Press

Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 08:21

Este martes llega al Consejo de Ministros el anteproyecto de la "Ley Trans", que tantas discrepancias ha generado en el Gobierno en los últimos meses. La ley, que prevé aprobarse en la semana del Orgullo, ha estado parada varios meses debido a las diferencias entre Carmen Calvo e Irene Montero.

La vicepresidenta primera era partidaria de mantener el concepto jurídico de la mujer, mientras que la ministra de Igualdad apostaba por la autodeterminación de género, que finalmente se ha impuesto en la nueva ley.

En este contexto, la ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI, que agrupa las dos leyes planteadas inicialmente, una para el colectivo trans y otra para el LGTBI, se hace efectiva cuatro meses después del primer borrador.

EN QUÉ CONSISTE LA LEY TRANS

El texto recoge el cambio tanto de sexo como de nombre en el Registro Civil a partir de los 14 años. Una acción que se puede realizar por la simple voluntad de la persona interesada, sin que sea necesario aportar ningún documento, testigos, pruebas o informe médico que justifique el cambio.

En la primera visita al Registro Civil se incluirá la elección de un nuevo nombre propio, salvo si se quiere conservar el anterior. Además, el solicitante será informado de las consecuencias jurídicas, así como de las medidas de apoyo de las que dispone.

Tres meses más tarde, la persona que vaya a cambiar de sexo deberá comparecer de nuevo en el Registro Civil para ratificar su decisión. Una vez firmada y presentada la solicitud, después de esta segunda visita, se dictará la resolución en el plazo máximo de un mes, por lo que el proceso completo para cambiar de sexo durará un máximo de cuatro meses.

Por su parte, los menores de entre 14 y 16 años podrán solicitar el cambio junto a sus padres o tutores, los mayores de 16 podrán hacerlo solos y los que tengan entre 12 y 14 años deberán recurrir a la vía judicial.

Es decir serán tan sencillo como que un chico de 16 o 17 años puede llegar al registro y pedir pasar a ser una chica, o viceceversa. Sólo con su voluntad manifestada: no necesita ningún requisito más. Ni presentar pruebas ni ir acompañado de testigos. Con esa edad no se puede consumir alcohol, no se puede conducir, no se puede votar... pero si podrá cambiarse de género en el DNI.

DIFERENCIAS EN EL GOBIERNO

La negociación, que comenzó en el mes de marzo, lleva meses sobre la mesa y ha generado fuertes encontronazos en el gobierno de Coalición. Desde el PSOE, con Carmen Calvo a la cabeza, se han mostrado más conservadores y se han opuesto a la autodeterminación de género, mostrando su preocupación por la elección de género por mero deseo. Las mujeres del PSOE se han mostrado indignadas por el texto, ya que consideran que la legislación vulnera los derechos de las mujeres, e incluso han calificado de "error" haber dejado el Ministerio de Igualdad en manos de Unidas Podemos.

Muchas asociaciones feministas no comparten la ley que propone Irene Montero. Y, en especial, la denominada autodeterminación de género porque aseguran que supone un retroceso en la protección de los derechos de las mujeres y de la infancia. Aseguran que ser mujer no es solo una cuestión de sentimientos, sino que es un hecho objetivo. No se puede ser mujer con el simple hecho de anunciarlo en un registro. Y ven además muchos peligros: que por ejemplo un maltratador o un violador pueda inscribirse como mujer. También se plantean qué va a pasar con el deporte femenino o si serán fiables las estadísticas que se usan para combatir la desigualdad que sufren las mujeres.

Irene Montero ha calificado este lunes la ley como "histórica", ya que, aunque el texto recoja la libre elección de sexo, y no de género, como había planteado la ministra inicialmente; es evidente que en el PSOE han cedido a las exigencias de Unidas Podemos.

Y aunque desde el PSOE aseguran que mantienen un equilibrio dentro del gobierno de coalición, esta ley ha supuesto una nueva crisis, que además recalca el distanciamiento entre Pedro Sánchez y la vicepresidenta primera del gobierno, Carmen Calvo.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir
Directo Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar