Consejos para estudiar en verano: ¿dónde y cómo hacerlo?

Las claves para estudiar estos días pasan, según Miguel, psicólogo y orientador educativo, por el "dónde" y el "cómo". Un espacio despejado, un horario realista o el descanso son algunas de sus sugerencias. 

Consejos para estudiar en verano: ¿dónde y cómo hacerlo?

INSTARimages.com

  • item no encontrado

Redactor cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 26 ago 2018

Los exámenes retan a los alumnos durante el curso y también después. Pueden volverse un 'extra' incómodo en el equipaje. Las recuperaciones en colegios y universidades pueden estar esperándote a la vuelta de vacaciones. La preparación de estas pruebas incluye tiempos de estudio y de descanso. Así lo ha explicado Miguel, psicólogo y orientador educativo, que afirma que hay dos claves fundamentales: el espacio de trabajo y la manera de estudiar.

El profesional educativo subraya que se trata hasta de una cuestión que reta hasta físicamente a los estudiantes. Por ello, nos ha ayudado a desarrollar estos consejos, que te pueden ayudar a afrontar y aprobar los exámenes. 

1. Un espacio cómodo, pero no demasiado y en silencio

En una habitación que tengáis en casa para ello, si puede ser de tu uso exclusivo,mejor. "Tiene que ser un lugar en el que estés cómodo, que esté bien ventilado y tenga una temperatura adecuada. Aunque advierte, no demasiado, porque "la excesiva comodidad puede hacerte improductivo". La otra clave, la ausencia de ruidos y distracciones", explica.Eso es sinónimo de: móvil, música, hermanos jugando, etc. También recomienda una buena iluminación para el estudio: "La luz que sea preferiblemente natural, y si no es así, que sea blanca o azul. Ha de provenir del lado contrario a la mano con la que escribes".

2. Si estudias, estudias, no vaciles

El experto también asegura que la mesa de trabajo conviene que sea amplia y ordenada, que ayude a mentalizarse y tenga todo lo necesdario. "Hay que tener una mesa de trabajo amplia, en la que puedas disponer de todo el material que necesitas para realizar las tareas sin necesidad de estar buscándolas o levantándote a por ellas con cada actividad".

Parte del estudio es la actitud con la que se sienta el estudiante, añade Miguel. "Es muy importante que el estudiante esté decidido a la hora de ponerse a estudiar, que no titubee e intente mentalizarse de que ese es el trabajo que tiene que hacer y que es mejor hacerlo con alegría y distensión que enfadados y sin ganas". En ese sentido, hasta la postura que pongas para estudiar dice mucho de cómo lo estás haciendo. Miguel aconseja tener el tronco estirado y la espalda apoyada en el respaldo de la silla, no pegarse mucho a los libros o apuntes, porque, además, es menos cansado. 

3. Si te planificas, puedes hasta dormir descansar

El estudio eficaz está relacionado con cumplir lo que te propones cada día y elegir el momento en el que seas más productivo. La clave es, según el orientador, ser flexibles y realistas con los horarios. "La planificación tiene que hacerse teniendo en cuenta las capacidades que uno tiene, ser realizable y también flexible y preparado para los imprevistos, con el descanso y el ocio también incluidos. No hay que saltarse nada". Estima que cada hora se deben descansar 10 minutos, y cada día, dormir una media de 8 a 10 horas. 

Si lo que te espera es una montaña de libros, el psicólogo recomienda priorizar. "Siempre hay que empezar por las asignaturas de dificultad intermedia, luego enfrentar las más difíciles, y terminar con las que resulten más sencillas". 

Etiquetas

Lo más