La pesadilla del Brexit ha terminado, pero en Bruselas nadie lo celebra

El Brexit es una muy mala noticia para la Unión Europea, para el Reino Unido y para el mundo entero

European Council summit in Brussels

European Council summit in Brussels

@JLConcejero

Corresponsal en Bruselas

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:44

Hoy no hay nada que celebrar en Europa tras conocerse este viernes los resultados de los comicios en Reino Unido. El Brexit es una muy mala noticia para la Unión Europea, para el Reino Unido y para el mundo entero. Pese a todo, la incertidumbre generada por el Brexit se está diluyendo con el último resultado electoral. La mayoría absoluta de Boris Johnson va a permitir que en los próximos días el Parlamento Británico apruebe el acuerdo firmado con Bruselas, un paso indispensable para la salida ordenada de la Unión Europea.

Se trata de un paso imprescindible y que fue incapaz de materializar la ex Primera Ministra Theresa May. Ahora Boris Johnson tiene todo a favor para llevar a cabo su plan y sacar al Reino Unido del club comunitario el próximo 31 de enero.

La buena noticia es que habrá un Brexit ordenado en el que se van a respetar los derechos de los ciudadanos europeos que viven en el Reino Unido y los británicos que viven en territorio comunitario. El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha pedido “al Parlamento británico ratificar rápidamente el acuerdo para una retirada ordenada del Reino Unido de la Unión Europea”. A partir de ahora, ha dicho hay que trabajar “para tener una relación estrecha en el futuro”.

Es importante recordar que a partir de la salida del Reino Unido de la Unión Europea empieza un periodo de transición en el que todo seguirá como hasta ahora. Esoo sí, los británicos se quedarán sin eurodiputados y sin representación en la Comisión Europea.

Este viernes no se va a descorchar cava en la capital comunitaria. Aunque sí se escuchan suspiros de alivio. Un escenario diferente habría mantenido la incertidumbre que ha reinado los últimos tres años. En Bruselas están cansados con el Brexit porque ha supuesto muchos esfuerzos y ha desgastado la paciencia de diplomáticos y funcionarios.

A partir de ahora solo falta mirar hacia adelante y dedicarle tiempo a aquellos temas como el clima, la inmigración o la política económica, que se han quedado en un segundo plano por culpa del Brexit. Una vez pase el 31 de enero, Bruselas y el Reino Unida trabajarán para establecer una relación futura con garantías.

Etiquetas

Lo más