El PSOE no aceptará la investidura de Sánchez con el voto gratuito de Podemos

Los socialistas y la formación morada han vuelto a contactar y han acordado un nuevo encuentro de los equipos negociadores para mañana en el Congreso

El PSOE no aceptará la investidura de Sánchez con el voto gratuito de Podemos

Ismael Herrero

COPE.es

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 19:34

El PSOE, que reanudará este martes las negociaciones con Podemos, no aceptará que Pedro Sánchez sea investido presidente del Gobierno con un eventual apoyo gratuito de la formación morada y sin un acuerdo previo entre las dos fuerzas que garantice la estabilidad en la legislatura.

Cuando quedan solo dos semanas para que cumpla el plazo legal y se convoquen elecciones si no hay investidura, y, cuatro días después de retomar las conversaciones aunque sin avances, los socialistas y la formación morada han vuelto a contactar y han acordado un nuevo encuentro de los equipos negociadores para mañana en el Congreso.

Así lo han decidido Carmen Calvo y Pablo Echenique en la llamada que la vicepresidenta ha hecho al responsable de Acción Política de Unidas Podemos.

Nada ha cambiado, en cualquier caso, desde la reunión del pasado jueves, y mientras los socialistas insisten en buscar primero el pacto programático y hablar después de la presencia de Podemos en las estructuras del Estado, aunque no en el Consejo de Ministros, en el partido de Pablo Iglesias insisten en retomar la negociación como quedó en julio, cuando aún estaba sobre la mesa la coalición.

Y en este contexto ha emergido otro debate, el de la posibilidad de que Unidas Podemos optase por permitir la investidura de Sánchez sin pacto programático, algo que rechaza totalmente el Partido Socialista.

"Les hemos dicho (a Podemos) que no vamos a ir a una investidura sin un acuerdo, y eso lo mantenemos: queremos un acuerdo para que haya un gobierno estable y podamos enfrentarnos a los retos del país", ha dicho esta mañana la número dos del PSOE, Adriana Lastra, en una entrevista en TVE.

En el partido de Sánchez no conciben ese apoyo gratuito que, aunque permitiría la investidura, les obligaría a ir pactando a lo largo de la legislatura cada una de las medidas o proyectos legislativos que tienen que salir adelante con apoyo parlamentario.

Podemos, sin embargo, no ha despejado las dudas, y su portavoz, Noelia Vera, ha evitado responder con claridad cuando, en la rueda de prensa posterior a la Ejecutiva, los periodistas le han preguntado hasta en tres ocasiones por la posibilidad de que la formación morada favorezca la investidura de Pedro Sánchez sin haber alcanzado un acuerdo previo, ni de programa ni de gobierno.

Sin descartar de forma expresa esa opción, Vera ha dicho que su formación está dispuesta "a llegar a cualquier tipo de acuerdo con el PSOE", pero ha insistido en que quieren retomar el diálogo en el punto en el que quedó en julio, cuando los socialistas se abrieron a integrar a miembros de Podemos en su gabinete.

"Lo teníamos en la punta de la mano... Nadie puede entender que lo que en julio valía ahora no vale", se ha quejado Noelia Vera en relación con la negativa de los socialistas de retomar la negociación sobre una coalición de gobierno.

También el líder de la formación morada, Pablo Iglesias, ha dicho en una entrevista publicada este lunes en el canal de televisión ruso en español RT que confía en que en "el último momento", como hicieron en julio, los socialistas ofrezcan un acuerdo que permita conformar un gobierno de coalición.

Y señala que Podemos no puede "moverse" de la posición de buscar un gobierno conjunto porque fue la que establecieron sus bases en la consulta de julio.

La desconfianza sigue siendo mutua. Adriana Lastra, por ejemplo, ha insistido en criticar la posición "maximalista" de los de Iglesias, y el responsable de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha lamentado la "hostilidad" de Podemos hacia los socialistas.

El también ministro de Fomento ha considerado además "una falta de rigor" que la oferta que antes era "humillante" -la coalición propuesta en julio- ahora puede ser "determinante".

Y aunque los dirigentes socialistas insisten en que no quieren investidura gratis, ha habido otra voz del partido que por el contrario cree que lo primordial es la investidura para que la legislatura arranque y a partir de ahí negociar lo que haga falta.

Ha sido el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, quien en una entrevista en la Sexta ha abogado por que se permita la investidura de Sánchez y "a partir de ahí" practicar "gimnasia política" y una "nueva cultura de diálogo y negociación" que lleve a acuerdos.

Desde la derecha, el líder del PP, Pablo Casado, ha apremiado este lunes al PSOE y a Unidas Podemos a dejar de "jugar" a "aprendices de brujo" y también "con los anhelos y expectativas de los españoles" porque es preciso acabar ya con la "incertidumbre" en torno a si habrá investidura o elecciones.

Los populares, en cualquier caso, no definirán su propuesta de España Suma, que siguen defendiendo pese al rechazo de Cs, hasta saber si hay repetición electoral.

Y desde Ciudadanos afrontan una eventual repetición electoral como "una segunda oportunidad para echar a Pedro Sánchez", como ha apuntado su portavoz, Lorena Roldán, quien ha recalcado que el partido naranja concurrirá en solitario sin aliarse con el PP.

Lo más