Lola Fernández Ochoa: "Qué orgullo ser española, nos han desbordado las muestras del cariño"

A la espera de los resultados de la autopsia la hermana de Blanca Fernández Ochoa asegura rota por el dolor que le "dan igual, lo duro es que ha fallecido"

Audio

 

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:44

Las horas posteriores al encuentro del cadáver de Blanca Fernández Ochoa están siendo difíciles para todo el mundo y en especial para la familia, que tanto han querido y admirado a la gran esquiadora.

Blanca fue la primera mujer en romper barreras logrando la primera medalla olímpica para España en los Juegos Olímpicos de Invierno de 1992, alzándose con el bronce, tras una gran carrera en las pistas blancas. A punto estuvo de conseguir otra medalla, cuatro años, donde en la primera parte de su prueba iba la primera, como locutaba su propio hermano, Paco Fernández Ochoa, pero después tuvo una caída. Aunque tuvo, un momento de dejarlo y tirar la toalla, gracias a su hermano Paquito y a su esfuerzo y su tesón.

Ahora, la familia y la opinión pública está pendiente de los resultados de la autopsia, aunque no serán hasta 30 días después aproximadamente, cuando se obtenga los resultados finales.

Ha sido Lola Fernández Ochoa, la única hermana de Blanca, ya que eran las dos chicas de los ocho hermanos que son la que ha hablado largo y tendido de lo que han supuesto estos días, cómo lo están viviendo y qué harán con las cenizas de igual modo, ha querido tranquilizar ante la conmoción pública: "Entiendo que el juez tiene una gran responsabilidad por delante ya que tiene que tener una prueba científica, para determinar que es Blanca, aunque por su puesto que es Blanca".

Ante la determinación de la causa del fallecimiento de la esquiadora y de las primeras informaciones en la que se apuntaba que se había encontrado restos de un fármaco que tomaba, la hermana pequeña de Blanca Fernández Ochoa comentaba rotunda y tajante: "Me da igual, me da exactamente igual, lo duro es que ha fallecido. Todo el mundo se ha portado fenomenal, y la tratáis con cariño como a mis hermanos. Y da igual cómo lo ha hecho, por qué lo ha hecho, sí que se ha tomado o si no ha tomado. Lo triste es que no está".

Todavía, la familia Fernández Ochoa, no se explica lo sucedido: "Nos extraña todo mucho porque acababa de operar a su perrita que tenía dos tumores. Blanca tenía una capacidad de sacrificio brutal y era una mujer con coraje. Sensible, una tía muy comprometida socialmente. Muy tímida, muy tímida".

De hecho no habían visto indicios de preocupación en Blanca, porque además de haber operado a su perrita habían hecho planes juntos: "Estaba muy bien, estaba fenomenal. Nos acabábamos de ir a unas excursiones", ha explicado Dolores.

Además, "estaba loca con Olivia porque pudiera ir a las olimpiadas, aunque estaba un poco disgustada ella al no haberse seleccionado", ha continuado la viva imagen de su hermana. Un duro trance que les va a costar mucho a sus hijos: "Ellos están fatal porque son muy jóvenes".

Mucho se ha hablado de qué va a suceder con las cenizas y si estas se van a esparcir. "Lo hemos hablado con los hijos, y son ellos los que tiene que tomar la decisión. Yo no pinto nada. Pero han dicho que claro que será en Cercedilla. Ella parece que quería fuera una incineración".

Sobre si habrá un día en concreto, Lola Fernández Ochoa explica: "Creo que haremos una bonita excursión todos los hermanos, echarnos unas risas que es lo que le gustaba a Blanca. Creo que la excursión la haremos en petit comité, y los restos irán a Cercedilla para todos los que se quieran pasar por allí".

Lola ha reconocido muy emocionada que "ha sido tan bestial las pruebas de cariño, que estoy desbordada. qué orgullo ser española, a gente se ha volcado". "Y lo que más pena me da, es que Blanca no era consciente de todo lo que la querían, yo no sé si era consciente..." comentaba entre lágrimas y rota de dolor la cara visible de la familia junto a su marido Adrián Federighi.

La familia Fernández Ochoa se ha encontrado abrumada por las muestras de cariño y ha querido dar las gracias en todo momento a todo el mundo: "Hay gente que ha venido desde Cáceres en sus vacaciones a buscarla e incluso una chica de Albacete con su perro se ha venido un día".

En cuanto diferentes comentarios que se van sucediendo Lola, con lágrimas y sonrisa en la boca ha zanjado no sin antes, valorar a su marido Adrián, como portavoz de la familia: "Ya no voy a entrar más al trapo... Ahora me he quedado yo con la perrita que la he heredado, y es mía".

Lo más