La 'infantil' foto de Pedro Sánchez en la cumbre de la ONU que le ha convertido en el hazmerreír de las redes

El viaje de Sánchez a Nueva York por la cumbre de la ONU de Medio Ambiente está dando mucho que hablar

Vídeo

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 28 sep 2019

Pedro Sánchez se encuentra en Nueva York, atendiendo a la cumbre organizada por la ONU sobre cambio climático. Muchas han sido las polémicas que el presidente español ha desatado desde tierras norteamericanas y la última, no ha dejado indiferente a las redes.

Sánchez quiere que todos los niños del mundo vayan al colegio

El presidente en funciones (hasta que conozcamos lo que ocurra el día 10 de noviembre), ha querido compartir una imagen en su cuenta de Twitter en la que trataba de solidarizarse con una causa encomiable.

 

En su mensaje, Sánchez aseguraba que “más de 260 millones de niños en el mundo no están escolarizados. Garantizar una educación inclusiva, equitativa y promover oportunidades de aprendizaje centra el ODS4 de la #Agenda2030 y el fin de la iniciativa #WriteTheWrong”. Sin duda es de admirar la pasión con la que Sánchez defiende la escolarización de los más pequeños, como es de admirar su ambición por conseguirlo en todo el mundo (quizá España se le quede pequeño).

La burla de las redes

Esta actitud ha despertado el cachondeo de las redes, no solo por la ambición 'sanchista' como por la fotografía en sí. En esta imagen se ve al jefe del Ejecutivo español sentado en una silla de color rojo (por supuesto), perteneciente a un aula.

ctv-flx-efvwkjkwwaiunsr

 

La soledad y la mirada perdida del presidente ha sido motivo de chanza, a pesar de que se trate de la inniciativa a la que el propio Sánchez enlaza en su tuit.

 

 

 

 

 

 

El tour gastronómico de Sánchez y su esposa por Nueva York

El presidente en funciones del Gobierno español, Pedro Sánchez, visitó este miércoles el proyecto gastronómico que han montado en Nueva York los cocineros José Andrés y Ferrán Adriá, el Mercado Little Spain, una "embajada brutal" de España, como la ha denominado Adriá.

Sánchez cerraba la agenda de su tercer día en Nueva York con esta visita junto a su esposa a este espacio lleno de bares y puestos de platos típicos españoles, desde el gazpacho hasta la tortilla de patata pasando por el pulpo a la gallega, la empanada o la paella.

Los socios -Adriá, José Andrés, el jugador de baloncesto José Manuel Calderón y el periodista Guillermo Fesser- han acompañado a Sánchez en este recorrido que ha sido, no obstante, muy breve, y en el que el presidente ni siquiera se ha parado a probar alguno de los platos que se servían.

Fuentes del Gobierno recalcaron esta tarde que la visita ha pretendido ser un gesto de apoyo a este proyecto "de referencia para la imagen de España en la ciudad de Nueva York".

Ferrán Adriá comentaba a los periodistas tras la visita la importancia de promover esa imagen y por eso valoraba que el presidente del Gobierno visite este negocio que han montado y que él define como un "proyecto cultural" y una "embajada brutal" de España.

Recordó que KMPG hizo hace poco tiempo un estudio según el cual el 33 por ciento del PIB español está ligado a la cocina, porque a ella están ligados casi muchos sectores, desde la agricultura y la ganadería hasta la industria alimentaria y el turismo.

Y puso ejemplos de países como Italia -representada con miles de restaurantes en todo el mundo- o Japón -cuyo sushi se conoce en todo el planeta- para subrayar la importancia de que la cocina sirva para promocionar un país y lo que dicha cocina aporta a la economía gracias, por ejemplo, a las exportaciones.

El famoso chef catalán contó que han calculado que este espacio que lleva pocos meses abierto y ha supuesto una inversión de cuarenta millones de dólares tendrá dos millones de visitantes el año que viene. Y eso, insistió, es una "imagen y una embajada brutal".

Lo más