COPE

Cómo ha cambiado España desde las elecciones generales del 28A

Se cumple un año de las elecciones generales del 28A donde Pedro Sánchez consiguió la mayoría de escaños

Cómo ha cambiado España desde las elecciones generales del 28A

Ricardo Rubio / Europa Press

Ana Mª Yuste
@anayustefm

Editora multimedia

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 18:38

El domingo 28 de abril España votaba de nuevo en unas elecciones generales. Los presupuestos propuestos por el PSOE, encabezado por Pedro Sánchez, no obtuvieron el respaldo suficiente en el Congreso y el Ejecutivo de Sánchez se vio obligado a convocar nuevas elecciones. Estas tuvieron una gran afluencia de votantes, el 71,76% de los españoles se acercó a las urnas, lo que supuso un aumento de más del 5%.

Sánchez se posiciona como la fuerza más votada en las elecciones generales del 28A

El PSOE consiguió un total de 123 escaños y se situó como la primera fuerza política de España. Por su parte, el PP sufrió un gran descenso de votos, el mayor de toda su historia, y tan solo alcanzó 66 escaños, un primer resultado para Pablo Casado desastroso. A quienes no les fue mal fue a Ciudadanos quienes pisaron los talones a los populares obteniendo 57 diputados en el Congreso. Siguiendo a la formación naranja se situó Podemos con un total de 452 escaños y por primera vez irrumpía Vox en el Congreso de los diputados con 24 representantes.

El PSOE, al ser el partido más votado, tenía derecho a intentar formar gobierno, pero no lo logró. Los intentos y las negociaciones se alargaron meses. El partido de Pedro Sánchez incapaz de gobernar en solitario solo tenía una opción: pactar. Pero debía hacerlo con más de un partido para que la suma de votos fuera suficiente.



Empieza a gestarse el Gobierno Frankenstein por Pedro Sánchez

En julio el PSOE hace una oferta a Podemos, pero estos la rechazan, no cumple con todos los requisitos que Pablo Iglesias quería, o con otras palabras, Sánchez no le da la llave de todos los Ministerios que el líder de la formación morada quiere. Si el Partido Socialista no consigue llegar a un acuerdo tendrá que citar en las urnas a los españoles de nuevo en noviembre.

Los socialistas intentan encontrar la abstención en el Partido Popular y en Ciudadanos, para poder gobernar en solitario, pero estos rechazan su oferta. Los partidos de centro derecha y derecha (PP, Cs y Vox) suman un total de 147 escaños, un número muy elevado en contra de Sánchez. El líder socialista sabe que si acude a unas próximas elecciones podría perder esa ventaja que tiene sobre la derecha, pero a pesar de los esfuerzos Sánchez no consigue ser investido en el Congreso y se convocan elecciones para el 10 de noviembre.

Nuevas elecciones el 10 de noviembre: Sánchez vuelve a ser la fuerza más votada

Los resultados electorales sorprendieron a todos. El PSOE perdió 3 escaños y sumó 120. Por su parte, el Partido Popular se recuperó del batacazo electoral y consiguió 88 escaños. La mayor sorpresa la dio Vox quien se posicionó como la tercera fuerza más votada de todo el país consiguiente 52 escaños. Podemos se desplomó y pasó de tener 42 escaños a tan solo 35, lo mismo sucedió con Ciudadanos, quienes de ser la tercera fuerza con 57 diputados solo consiguió 10. Esta gran perdida de votos no solo relevó a la formación naranja a la quinta posición, sino que supuso la dimisión de Albert Rivera como su dirigente y se apartó de la política. Por último, cabe destacar la aparición por primera vez del grupo político ‘Teruel existe’, quien será clave en la investidura.

Nuevas elecciones el 10 de noviembre: Sánchez vuelve a ser la fuerza más votada

Pedro Sánchez es investido presidente de España gracias al apoyo de Podemos y los independentistas

Finalmente, el 7 de enero del 2020, Sánchez consigue su objetivo: ser presidente de España. El PSOE consigue 167 votos a favor (PSOE, Unidas Podemos, PNV, Más País, Nueva Canarias, BNG y Teruel Existe), 165 en contra (PP, Cs, Vox, Coalición Canaria, Partido Regionalista Cántabro, Navarra Suma, JxCat, CUP y Foro Asturias) y 18 abstenciones (ERC y EH Bildu).

Para ello ha tenido que crear un Gobierno de coalición con Podemos, a quien ha cedido el mando de varios ministerios y aumentar el número de vicepresidentes para que Pablo Iglesias sea uno de ellos. El Gobierno de Pedro Sánchez se convierte en el que tiene más número de vicepresidencias y ministerios de la democracia española.



Los primeros meses del Gobierno de Pedro Sánchez salpicados por la polémica

Han pasado menos de 4 meses desde que el PSOE está en el Gobierno junto a Podemos. El ejecutivo de Pedro Sánchez ha tenido que hacer frente a la mayor crisis sanitaria de los últimos años: el coronavirus. A pesar de las advertencias de China y de la OMS y la preocupante situación que comenzaba a haber en nuestro país vecino Italia, el Gobierno de Sánchez e Iglesias no tomó medidas de prevención contra el virus.

La actividad en España continuó siendo normal y no se realizaban controles a los ciudadanos extranjeros que venían de países con altas tasas en coronavirus. El Gobierno prefirió no alertar a la población, ni cancelar eventos multitudinarios, ya que eran claros focos de contagio, hasta que no pasó el Día de la mujer (8 de marzo) y sus correspondientes manifestaciones. El día 9 de marzo sí se comenzaron a impulsar medidas de protección y 5 días después, el presidente de España decretó el estado de alarma nacional y confinando a toda la nación en sus casas. En un principio este estado de alarma sería solo hasta el 27 de marzo, pero debido a la grave situación sanitaria se ha ido prolongando y actualmente es vigente hasta el 9 de mayo.



Durante este periodo el Gobierno ha mostrado una falta de coordinación y previsión enorme. La falta de material sanitario fundamental como mascarillas, guantes o batas ha quedado retratada. Los hospitales se han visto colapsados y la gran ausencia de respiradores para los pacientes ha dejado imágenes tan duras como el tener que elegir qué enfermo podía hacer uso de ellos y cuales, por su edad, quedaban privados y a su vez, sentenciados.

Otro de los errores del Gobierno fue la compra de material defectuoso, así como la adquisición a China de test para detectar el coronavirus defectuosos. Donaciones privadas como la de Amancio Ortega, han sido imprescindibles en un momento en el que el Ejecutivo no ha estado a la altura. Ante estos eventos los ciudadanos no se han quedado callados y desde sus balcones han realizado caceloraladas para mostrar su malestar con la gestión que este Gobierno esta realizando.

También te puede interesar:

Así te hemos contado minuto a minuto la victoria de Sánchez en las elecciones generales del 28 de abril

La OCDE deja en evidencia al Gobierno: España, por debajo de la media en test de coronavirus​

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar