En Tenerife

Busca en Internet 2.122 veces cómo apuñalar antes de matar a un anciano discapacitado

Piden la prisión permanente a un cántabro que mató al abuelo de su exnovia por estar enganchado a los videojuegos, según su abogado. Lo hacía para vengarse de la chica por haber roto la relación. 37 puñaladas con tres cuchillos distintos

Buscan a un Guardia Civil que se lanzó a un arroyo para rescatar a una pareja

El agente no ha podido salir del agua EFE (archivo)

COPE.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:39

Piden la prisión permanente a un cántabro que mató al abuelo de su exnovia por estar enganchado a los videojuegos, según su abogado. Lo hacía para vengarse de la chica por haber roto la relación. 37 puñaladas con tres cuchillos distintos

Este lunes ha comenzado en Tenerife el juicio contra un cántabro que mató a una chica de la isla que conoció por un videojuego en línea de Internet. La defensa argumenta que estaba perturbado porque “no disocia el videojuego de la realidad”.

La Fiscalía y la acusación piden prisión permanente revisable por la muerte violenta, con alevosía, premeditación y ensañamiento del abuelo de su expareja en Icod de los Vinos (Tenerife).

El juicio con jurado por este caso, el primero en Canarias en el que la fiscalía pide prisión permanente, ha comenzado en la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife con la exposición del caso por las partes, y el acusado, Sergio D.G., se ha negado a declarar. De la premeditación, según publica ABC, deja rastro en sus búsquedas en internetprevias al crimen: constan 2.122 búsquedas sobre navajas, cuchillos, apuñalamientos mortales o como borrar las huellas dactilares, relató la acusación.

La defensa ha reconocido que “el hecho homicida no se puede poner en duda”, ni tampoco la violencia con la que su defendido acabó con la vida del abuelo de su pareja en su domicilio el 14 de enero de 2016, a quien asestó 37 puñaladas y golpeó con diversos objetos, tras lo cual jugó a videojuegos.

Pero alegó la eximente de enajenación mental para pedir su absolución y que sea internado en un centro psiquiátrico "del que no saldrá" hasta que se cure, si ocurre, según ha explicado el letrado Ángel Ausin al jurado.

Según la tesis que el abogado tratará de probar a lo largo del juicio, que está previsto que dure toda la semana, su defendido conoció a su exnovia cuando él tenía 21 años y ella 13, a través de un videojuego violento por internet, una práctica que a él le llevó a «la enjenación», hasta el punto de que «pensaba que estaba jugando» cuando mató al abuelo de la adolescente.

Pero tanto la fiscal Isabel Gurriarán con el abogado Juan López Monetor, que ejerce la acusación particular en nombre de la familia de la víctima, han asegurado que el acusado está perfectamente sano, que distingue el bien del mal y que planificó minuciosamente el asesinato para vengarse de la chica por haber roto la relación y de su familia por protegerla.

Etiquetas

Lo más