COPE

Los siete escenarios que deja el 14-F en Cataluña: desde el pacto de ERC y JxCat hasta la repetición electoral

Tras los resultados de las elecciones catalanas, las miradas están ya puestas en todos los posibles escenarios que se abren para facilitar la formación de un nuevo Govern

Vídeo

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 16 feb 2021

Todavía con la resaca de las pasadas elecciones autonómicas en Cataluña, ya se han activado todos los mecanismos para constituir el nuevo Parlamento e investir a un nuevo presidente a finales de marzo como muy tarde. Sin embargo, como ya se preveía, los resultados van a complicar la toma de decisiones para llegar a acuerdos. El empate entre PSC y ERC, ambos con 33 diputados, y los 32 de Junts, hacen que los escenarios para investir 'president' a uno de los tres candidatos sea aún más complicado. A día de hoy, el partido que tiene la batuta es ERC, y tan solo hay dos posibles suman que pueden sumar una mayoría absoluta.

Por un lado un bloque independentista con ERC, JxCat y la CUP o un tripartito de fuerzas de izquierdas conformado por el PSC, ERC y En Comú Podem. Por lo tanto, y llegados a este punto en el que entran en juego los pactos, ¿qué escenarios ofrecen los resultados de las elecciones catalanas?

Un nuevo pacto entre ERC y JxCat

Aparentemente es la opción más válida, ya que ambas formaciones se quedarían tan solo tres diputados por debajo de la mayoría absoluta. Recordamos que ERC tiene 33 escaños y Junts per Catalunya 32. La opción más sencilla parece ser precisamente un nuevo acuerdo con unas circunstancias especiales, ya que por primera vez en la historia Esquerra ha conseguido quedar por delante de Junts o de todos aquellos partidos que anteriormente formaban parte del Govern independista. De hecho, de llegar a un acuerdo, los republicanos tendrían el poder por primera vez desde la II República.

Sin embargo, también ser parte de la base de que el único nexo de unión entre ambas formaciones es la independencia, ya que en cuanto al resto apenas tienen puntos en común, lo cual podría complicar las negociaciones. También es necesario tener en cuenta el papel fundamental que tiene la CUP para poder llegar a este acuerdo como un apoyo externo a la investidura y con el fin de dar continuidad a la actitud independentista en la comunidad.

Un nuevo Govern independista con la CUP

Si antes hemos hablado del papel fundamental de la CUP, se plantea un escenario en el que, precisamente, esta última formación adquiere un papel clave para poder llevarlo a cabo, lo que haría que asumiera por primera vez responsabilidades en la Generalitat. Una posibilidad que la candidata de la CUP, Dolors Sabater, no descartó durante la campaña electoral.

En este punto es importante recordar que su único nexo de unión es la independencia pero no todos ellos defienden hacerlo de la misma manera. JxCat apuesta abiertamente por una Declaración Unilateral de Independencia (DUI) como ya lo intentó el expresidente, Carles Puigdemont. La CUP aboga primero por hacerlo a través de un referéndum pactado con el Gobierno, mientras que Esquerra apuesta por el diálogo. No obstante, todos ellos defienden la "amnistía" y la libertad de todos los presos catalanes presos por el 1-O en Cataluña.

Los siete escenarios que deja el 14-F en Cataluña: desde el pacto de ERC y JxCat hasta la repetición electoral

El candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès. EFE/Enric FontcubertaEnric Fontcuberta

Suma de ERC, JxCat, la CUP y los comunes

Una posibilidad que hasta hace no mucho tiempo no sonaba demasiado en las encuestas ha ganado mucha más fuerza este lunes. El candidato de ERC a la Presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, ha instado a JxCAT, la CUP y los comunes a llegar a un acuerdo para formar el nuevo Govern, asegurando que "la responsabilidad es compartida".

Se trata de la vía del "gobierno amplio" a favor de la autodeterminación catalana y la "amnistía" para los presos catalanes, pero en realidad es un acuerdo más complicado de lo que puede parecer, y yendo más allá de los intereses comunes, ya que los comunes y JxCat se vetan de forma mutua y ya han advertido que se niegan a compartir Gobierno.

Tripartito de izquierdas

Hasta hace no mucho tiempo parecía la opción favorita, pero los vetos entre unos y otros dejan la posibilidad en el aire, y salvo que haya un giro total de los acontecimientos, no se trata de una posibilidad con mucho futuro.

Hace tan solo cinco días, todos los partidos independentistas con representación parlamentaria, entre los que se encuentra precisamente Esquerra Republicana, se comprometieron por escrito a no pactar el próximo Govern con el PSC, "sea cual sea la correlación de fuerzas". En este sentido, Pere Aragonès ha rechazado también investir a Illa como nuevo 'president' y ha asegurado que en el Parlament hay "una mayoría independentista que hace que el PSC no sea determinante", por lo que este escenario caería por su propio peso.

Un Govern entre PSC y En Comú Podem

Una fórmula que ya hemos visto a nivel nacional tras el acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos, por lo que no sería extraño ver a ambos partidos llegar a un acuerdo. No obstante, sería un gobierno conjunto en minoría y necesitarían encontrar apoyos externos continuamente para tomar cualquier decisión en el Parlament catalán.

Illa ha anunciado que se va a presentar a la investidura y lo haría para frenar el independentismo. Una de las posibilidades en este sentido hubiera sido una gran unión entre las fuerzas constitucionalistas que comprenden a Ciudadanos, el Partido Popular, Vox y En Comú Podem, no obstante, y debido a sus desavenencias, se trata de una posibilidad remota y prácticamente fuera de la mesa de posibles negociaciones. Es más, durante la campaña electoral, tanto Vox como el PP rechazaron apoyar la investidura de Salvador Illa.

Los siete escenarios que deja el 14-F en Cataluña: desde el pacto de ERC y JxCat hasta la repetición electoral

El candidato a la presidencia de la Generalitat por el PSC, Salvador Illa. EFE/Toni AlbirToni Albir

Coalición en minoría entre ERC y comunes

En realidad se trata de una opción poco probable pero de no haber un acuerdo firme entre los partidos independentistas, sería necesario abrir la puerta a nuevos pactos, aunque los números podrían complicarlo. En este caso estaríamos hablado de un Govern bipartito entre ERC y En Comú Podem, con un total de 41 diputados, aunque lo cierto es que para tomar cualquier tipo de decisión en el Parlament necesitarían el apoyo del PSC.

En este punto también hay que recordar el veto del PSC, que ya advirtió que no iba a dar la presidencia de la Generalitat a una figura independentista.

La repetición electoral

En el caso de que las formaciones fueran incapaces de llegar a un acuerdo debido a las discrepancias, desavenencias y los vetos entre unos y otros, se abrirá la posibilidad de una repetición electoral. Si el candidato a la investidura, sea quien sea, no consigue ser elegido de ninguna forma, se activaría un plazo de dos meses que permitirían la celebración de más debates. Finalizados esos dos meses, si no hay ningún acuerdo, el Parlament quedaría totalmente disuelto y se convocarían nuevas elecciones, que se celebrarían previsiblemente a mediados de julio.

A esta situación se tuvo que llegar en las elecciones de septiembre del año 2015, cuando la CUP se negó a investir a Artur Mas, que en el último momento terminó por proponer a Carles Puigdemont antes de que fueran convocados automáticamente unos nuevos comicios.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo La Linterna de la Iglesia

La Linterna de la Iglesia

Con Irene Pozo

Escuchar
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar