• Miércoles, 22 de mayo 2024
  • ABC

COPE

Noticias

El estrés y la ansiedad laboral le cuestan a las empresas españolas 25.000 millones de euros anuales

3 de cada 10 bajas en el trabajo están causadas por la sensación de agotamiento y fatiga

Audio

@susmoneoRedacción Economía COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:27

El estrés y la ansiedad laboral le cuestan a la sociedad y a las empresas españolas 25.000 millones de euros anuales. 3 de cada 10 bajas en el trabajo están causadas por la sensación de agotamiento y fatiga.

Es un hecho que provoca una caída de la motivación, la vitalidad y la productividad. No es solo el coste que representa por las bajas, también influye en la productividad de los empleados aunque sigan en su puesto de trabajo.

El 43%, según un estudio de la Fundación Salud y Persona, ha notado esa sensación de agotamiento laboral, es un cansancio físico y mental que, en su estadio más grave, puede llegar a lo que conocemos como Burnout.

Se conoce coloquialmente como el síndrome del trabajador quemado, el que ya no se motiva por nada. Se trata de un proceso que se inicia poco a poco en la rutina laboral y va minando las capacidades del individuo.

La consecuencia más inmediata, según los expertos, es el aumento de errores en la ejecución de tareas. Podemos tener dificultad para concentrarnos, irritabilidad, problemas de sueño, o incluso, a veces nos cuesta tomar decisiones

¿Por qué se produce? ¿Cuáles son las causas?

Un ambiente de trabajo hostil, con relaciones conflictivas, es una de las causas. A la que hay que sumar, sentirse aislado o excluido y las condiciones laborales, una demanda excesiva en el trabajo...

Unas causas que se completan con lo que detalla Juan Piñol, director de la Fundación Salud y Persona, “tener que trabajar muchas horas o no tener suficiente tiempo para completar las tareas”.

Señala Piñol otro punto importante “la falta de control, no tener autonomía en tu propio puesto de trabajo o no poder tomar las decisiones que tú estimas que son importante para poder desempeñarlo”.

Y también influyen los problemas personales, situaciones difíciles como un divorcio, un fallecimiento, muchos problemas llegan por el entorno personal.

El estrés laboral ha estado siempre presente, pero ahora está incrementando su intensidad e incidencia y parece que hay una preocupación creciente por ello y está aumentando la sensibilidad sobre la necesidad de actuar. De momento solo el 30% de las empresas tienen programas de prevención o ayuda emocional, un porcentaje que se desploma si hablamos de pequeñas y medianas empresas, que son las que mayoritariamente forman el tejido productivo de nuestra economía

Pero con mejorar la flexibilidad laboral ya hay buenos resultados, así como “implementar políticas de conciliación, el teletrabajo ayudó en parte a esa conciliación”.

Para Juan es fundamental que en las empresas se haga “mucha formación y apoyo a los empleados en gestionar el estrés y enseñar a los managers a ayudar a su propio equipo a gestionarlo”.

Y es prioritario para tener un buen ambiente de trabajo, la implicación de los directivos. Pero se observa que solo 6 de cada 10 mandos tienen formación adecuada con la gestión emocional de los equipos, a pesar de que como subraya Piñol “el estar en un entorno de directivos positivo, saludable y comunicativo, las compañías que tienen este tipo de liderazgo llegan más lejos”.

¿Cómo estamos en relación con Europa?

Podríamos decir que progresamos adecuadamente, pero todavía vamos por detrás, pero según señala Piñol “estamos avanzando en España”.

Esperemos que continuemos mejorando, cada vez hay más sensibilidad con esta situación, el estrés laboral, que según Eurostat, es el segundo problema más frecuente entre los trabajadores.



Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar