• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

F-18 españoles han realizado 25 interceptaciones de aviones rusos en el Báltico

Cazas del Ala 12 del Ejército del Aire concluyen su misión de tres meses en Lituania

Audio

 

Manuel Ángel Gómez
@manuiza64

Jefe de Internacional de COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 08:17

Aviones F-18 del Ejército del Aire, que han participado durante tres meses en la misión de Policía Aérea del Báltico de la OTAN, han llevado a cabo 25 interceptaciones de aviones rusos. El teniente coronel Alberto Valero, jefe del Destacamento Vilkas -del que formaban parte los F-18- ha asegurado a COPE que entre los interceptados había aviones de transporte (de carga y de personal), de guerra electrónica, y también cazas. “Hemos hecho scramble en 25 ocasiones, y hemos interceptado a unas 38 ó 39 aeronaves o formaciones de aeronaves, siempre de la Federación Rusa”, ha contado el teniente coronel Valero.

Uno de los aviones interceptados por los cazas españoles fue el del ministro de Defensa ruso. “Para nosotros fue una interceptación más, rutinaria, como cualquier otra”, ha dicho el jefe del Destacamento Vilkas. Explica que “el Centro de Operaciones Aéreas Combinadas nos dio la orden de scramble, se identificó a la aeronave, se hicieron las fotos y comprobamos que era una aeronave escoltada por dos cazas”. Añade que no sabían quién viajaba en ella, “nosotros nunca sabemos quién viaja a bordo, ni qué tipo de carga lleva, ni nada”. Los aviones son interceptados si -por alguna razón- incumplen la normativa internacional de circulación aérea. Por ejemplo, si carecen de un plan de vuelo, no tienen activado el IFF -un transpodedor electrónico que viene a ser la matrícula del avión- o si no tienen contacto por radio con las agencias de control aéreo.

El teniente coronel Alberto Valero afirma que esta misión “no es demasiado compleja, pero es verdad que se vuela siempre con armamento real, y exige mucha serenidad, muy buen criterio a la hora de tomar decisiones”. Los F-18 vuelan con armamento aire-aire, portan dos misiles de largo alcance radáricos y otros dos misiles de medio y corto alcance.

La misión de Policía Aérea del Báltico comenzó en 2004 para vigilar el espacio aéreo de estas repúblicas porque sus fuerzas armadas no disponen de medios para realizarla. España ha participado en ella -de manera intermitente- desde 2006.

Lo más