El Papa reza el Santo Rosario por el fin de la pandemia

El Santo Padre ha conectado con 50 santuarios marianos que se han unido en oración

Vídeo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 01 jun 2020

En otra iniciativa para pedir el fin de la pandemia y recordar a fallecidos y aquellos que han estado en primera fila contra el virus, Francisco rezó el Santo Rosario ante la gruta de Lourdes representada en los Jardines Vaticanos y en conexión por Internet con unos 50 santuarios marianos de todo el mundo. Una oración que ha podido seguirse en directo en TRECE.

El Papa rezó el silencio el Santo Rosario frente al lugar de los jardines vaticanos donde se realizó una copia idéntica de la gruta de la aparición del santuario de Lourdes, en Francia, en una ceremonia a la que asistieron un centenar de personas, todas ellas con mascarillas y distanciadas de un metro.

Conectadas por Internet, como se pudo ver en las pantallas colocadas en este espacio de los jardines vaticanos, siguieron la oración unos 50 santuarios marianos de todo el mundo.

Entre ellos el de Nuestra Señora de Covadonga, en España; el de Guadalupe, Nuestra Señora del Remedio y de San Juan de los Lagos en México; de la Chiquinquirá, en Colombia, de Lujan y los Milagros, en Argentina y Maipú en Chile.

Se trató de una nueva iniciativa de Francisco para pedir la intercesión de la Virgen María ante una pandemia que ha causado casi 6 millones de contagiados y más de 360.000 muertos en todo el mundo y que está provocando una grave crisis económica.

Siguieron el Santo Rosario desde el santuario de Czestochowa de Polonia; el de Fátima, en Portugal; el santuario de la Inmaculada Concepción, en Washington o el de Elele, en Nigeria.

Durante la ceremonia, el Papa pronunció la dos oraciones que escribió a la Virgen en este momento de pandemia y en las que pidió: "Bajo tu protección buscamos refugio, Santa Madre de Dios. No desprecies las súplicas de los que estamos en juicio, y líbranos de todo peligro, gloriosa y bendita Virgen".

El Pontífice suplicó para que María sostenga "a las personas angustiadas, infunda confianza a quienes viven en la ansiedad por el futuro" y para "que termine esta prueba y que vuelva un horizonte de esperanza y de paz".

Rogó también a María para que "ilumine la mente de los hombres y mujeres de ciencia para que encuentren un remedio a la enfermedad", y rezó por "los responsables de las naciones, para que actúen con sabiduría, solicitud y generosidad".

Y pidió a la Virgen que "toque las conciencias para que las enormes sumas dedicadas a aumentar y perfeccionar los armamentos se dediquen a promover estudios para prevenir catástrofes similares en el futuro", y que haga "crecer en el mundo el sentido de pertenecer a una única gran familia humana".

Las docenas del Rosario fueron recitadas por los hombres y mujeres que representan las diversas categorías afectadas por el virus: un médico y una enfermera, que representan al personal de atención médica; una persona curada del virus y otra que ha perdido a un miembro de la familia; un capellán y una monja, en memoria de los sacerdotes y las personas consagradas cercanas a los enfermos; un farmacéutico y un periodista para destacar a aquellos que han continuado realizando su valioso servicio para otros; un voluntario de Protección Civil y una pareja con su hijo que nació en este momento, para recordar a todos los niños que vinieron al mundo en estos momentos.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

TR3CE En directo

TR3CE

Este programa no está disponible en emisión online. Puedes escuchar COPE pinchando aquí.

Reproducir