El Papa recuerda la figura de San Pío de Pietrelcina: "Luchó contra el mal durante toda su vida con humildad"

Este viernes, 23 de septiembre, la Iglesia conmemora su memoria litúrgica y celebra el 20 aniversario de su canonización, presidida el 16 de junio de 2002 por San Juan Pablo II

Tiempo de lectura: 2’

El Papa Francisco ha recordado este viernes, 23 de septiembre, la figura de San Pío de Pietrelcina, en el día que la Iglesia conmemora su memoria litúrgica y celebra el 20 aniversario de su canonización, presidida el 16 de junio de 2002 por San Juan Pablo II.

Desde la cuenta Twitter del Pontífice, Francisco ha resumido en pocas palabras la figura del fraile capuchino: “La caridad animada por la fe tiene el poder de desarmar las fuerzas del mal. San Pío da Pietrelcina combatió el mal toda su vida: con humildad, con obediencia, con la cruz, ofreciendo su dolor amor”.



Como ha recordado Vatican News, en el año 2018 el Papa realizó una visita a Benevento, ciudad natal de San Pío, Pietrelcina y San Giovanni Rotondo, en el centenario de la aparición de los estigmas.

La devoción al capuchino comenzó bastante antes de su muerte y con el tiempo fue más allá de los lugares donde vivió y trabajó, llegando hasta Sudamérica o África, donde hoy existen numerosas obras de caridad y solidaridad que llevan su nombre. Más de 300 mil personas abarrotaron la Plaza de San Pedro el día de la Misa de Canonización presidida por San Juan Pablo II.

Este viernes, en la iglesia en San Giovanni Rotondo que lleva el nombre del santo, se han reunido esta mañana una gran cantidad de fieles para asistir a la misa celebrada por el cardenal O'Malley, arzobispo de Boston y fraile menor capuchino. Durante la homilía, O'Malley recordó que Padre Pío “fue un regalo de Italia al mundo” y ayudó “a todos los frailes a vislumbrar la belleza de nuestra vocación y nos estimuló a esforzarnos por ser más fieles”.

ctv-bd9-padre-pio-pietrelcina-operapadrepio-it-fair-use

Todos "tenemos mucho que aprender del Padre Pío", que mostró "que Dios es real y que el único éxito verdadero en la vida es la santidad".

"Estoy seguro - dijo el cardenal - de que el padre Pío habría sido muy feliz llevando una vida oculta y siendo uno de esos santos anónimos que pasan desapercibidos y desconocidos". Pero el Señor a veces "pone en evidencia" a un individuo "para que su vida y su testimonio se conviertan en una ventana". "En el plan de Dios, este pobre y sencillo agricultor estaba destinado a convertirse en un instrumento para revelar al mundo entero la presencia amorosa y la misericordia de Dios", dijo O'Malley.

"¡Cuántas personas llevan una foto suya en la cartera o en el bolso! Millones de personas vienen aquí cada año para visitar su santuario; cientos de miles pertenecen a grupos de oración inspirados por él; al final de su vida recibía 5.000 cartas al día". El fraile "no se jactaba de su fama ni de su notoriedad"; "Dios -repitió el cardenal- lo eligió, pequeño, para ser un portal hacia lo trascendente".

Religión