COPE

Artesanos de la fe

Artesanos de la fe

Con Mario Alcudia

Los viernes, cada 15 días

    José María Michavila: "La muerte de Irene me ha reforzado la fe. Tengo la misión de hacer una familia alegre"

    La hija mayor le dijo "haya pasado lo que haya pasado tú siempre has dicho que Dios nos ha mimado mucho y lo va a seguir haciendo"

    Audio

    Madrid

    Tiempo de lectura: 2'Actualizado 01:01

    José María Michavila, exministro de Justicia, nos ofrece su testimonio de fe, tras la muerte de su esposa Irene Vázquez, hace casi 8 años, tras dar a luz al quinto hijo del matrimonio. Nos cuenta cómo tras ese duro impacto sintió recibir del Señor la misión de hacer una familia alegre algo que, comprobaremos, ha conseguido.

    Michavila nació en 1960, lleva 30 años ejerciendo como abogado y profesor de derecho. Además, en 1993 dedicó parte de su vida a la política, donde fue miembro del Gobierno de José María Aznar, primero como secretario de relaciones con las cortes y más tarde como ministro de Justicia. Actualmente tiene su propio despacho de abogados, desde hace más de 10 años.

    Respecto a su trayectoria política, José María cuenta que una vez que eres político se te queda una imagen para toda la vida, pero que él tuvo suerte de "tener una etapa fructífera". "Dedicarse a la vida pública es dedicarse a los demás. Un católico tiene más aproximación al bien común que otras personas, y tener una vida política al final es una vida de servicio a los demás y de generosidad", afirma en su entrevista.

    Al ser preguntado por la posibilidad de perder la cabeza al llegar al poder, Michavila asegura que "el problema del político cuando tiene poder o relevancia es que no ve el mundo tal y como es, sino como es cuando él está ahí. La política te pude hacer perder pie y endurecer el corazón". Y recalca una frase de una conversación con Rafael Nadal, que dice "todos tenemos los pies en el suelo, el problema es quien no lo sabe".

    El exministro ha compartido como fueron las dos semanas acompañando a su mujer antes de su muerte, con misas diarias en el hospital y con la suerte de que su mujer, Irene, vivió un proceso de acercamiento a Dios excepcional. Al volver del hospital, 48 horas después del derrame cerebral de su mujer, la hija mayor del matrimonio le dijo "haya pasado lo que haya pasado tú siempre has dicho que Dios nos ha mimado mucho y lo va a seguir haciendo". A lo que él mismo añadía que la muerte de Irene le ha "reforzado la fe", unas palabras que reflejan la fe de toda la familia.

    El matrimonio se caracterizó por ser una pareja muy solidaria. "Es imposible ser feliz mirándote a uno mismo", asegura Michavila. De lo mejor que puedes hacer en la vida es ayudar a los demás. Nosotros tuvimos la suerte de poder colaborar con muchas fundaciones y una de las cosas más reconfortantes que hice fue irme con mis tres hijos mayores a una zona al norte de Kenia a una misión médica, tres semanas".

    "Durante ese tiempo, mis hijos vivieron en un centro con otros 250 chavales que muchos no conocían a su padre o a su madre. Estuvimos cuidando de enfermos, haciendo operaciones. Después de tres semanas fue una experiencia maravillosa para ellos, se dieron cuenta de que somos unos privilegiados", contaba José María Michavila en 'Artesanos de la fe'.

    Radio en directo COPE
    • item no encontrado

    En directo

    Directo Herrera en COPE

    Herrera en COPE

    Con Carlos Herrera

    Escuchar