Boletín

El Padre Ángel 'pone las calles' para seguir creando un mundo mejor

Nos ofrece su visión acerca de la solidaridad, la cooperación y el respeto de las nuevas generaciones, que garantizan un futuro mucho más halagüeño 

Audio

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 00:58

Los medios de comunicación tenemos mucho que ver en cómo ve la sociedad lo que está ocurriendo. En ocasiones si uno ve un telediario o escucha un boletín puede llegar a  pensar que el mundo está hecho una pena. Pero no es real. La sociedad ha ido progresando de forma positiva y son muchos los logros que se han conseguido a lo largo de la historia. Si echamos la vista atrás podremos ver con claridad que hemos ido mejorando. Y todo esto ocurre gracias a que hay personas que ayudan y luchan por los demás. Hoy nos acompaña una de esas personas: El Padre Ángel. Acaba de publicar un libro que se titula ‘Un mundo mejor es posible’ y hemos pensado que es un mensaje muy de poniendo las calles.

“Estamos acostumbrados a no dormir. En la Iglesia de San Antón siempre estamos abiertos. Por eso no me importa madrugar”, empezaba contando el Padre Ángel sobre sus maneras tan agradables a pesar de estar en la radio a unas horas tan intempestivas. 

“En el último libro digo que un mundo mejor es posible con argumentos. Va a ser mejor lo que dejemos a nuestros hijos. Más solidario y en el que nos alegramos de lo bueno que le pase a los demás. Nunca había existido que más de 170 jefes de Estado se reúnan para tratar de erradicar la pobreza, por ejemplo”, detallaba a continuación.

Si nuestros hijos son más solidarios que nosotros, nos corrigen a los mayores por tirar papeles a la calle o no ponernos el cinturón. Nos enseñan día a día”, relataba El Padre Ángel.

Su nuevo libro es una guía para ayudar a los demás en la que “se explica que hoy mueren menos personas por falta de agua, por ejemplo, somos más cooperantes y, en definitiva, tenemos un mundo mejor”.

Además, entre otros temas, el Padre Ángel relataba que “lo peor no es tener una enfermedad, según la Madre Teresa de Calcuta, si no creer que no tenemos a nadie que nos quiera o nos acompañe. Y para acabar con eso, y darnos compañía es muy importante la radio”, concluía El Padre Ángel. “Ojalá en algún momento consigamos que la gente se salude diariamente con felicidad”. Después de esto, el Padre Ángel recibió su diploma de ‘ponedor’ y El Pulpo se desipidió de é. Como siempre, fue un placer recibirlo en COPE. 

Lo más