Y... ¿esa pregunta?

¿Por qué lavamos las toallas si cuando las utilizamos estamos recién limpios? Zaida Picos te responde a eso y mucho más aquí.

Audio

 

Poniendo las CallesZaida Picos

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 06:02

Adelina nos pregunta “¿por qué lavamos las toallas si las utilizamos cuando estamos limpios?”.

Aunque tú te laves con agua y con jabón, siempre se queda suciedad en nuestra piel... Y esa suciedad se va al secarnos con las toallas. De hecho la única forma de que no quedase ningún tipo de bacterias en nuestra piel sería ducharnos con agua a una temperatura que nos provocaría quemaduras severas.

Y da igual que te frotes con un jabón antibacterial, porque nunca lo elimina al 100%. Vamos, que hagamos lo que hagamos, la porquería se transfiere de nuestro cuerpo a la toalla. Por lo que tras varios usos, la toalla está llenita llenita de bacterias, células muertas...

Y además eso no es todo, es que también absorben el agua y la humedad, lo que puede generar hongos; y eso hace que huelen bastante mal... Los expertos dicen que lo mejor es lavar las toallas cuando las usamos entre tres y cinco veces; menos las que utilizamos en el gimnasio, que esas hay que lavarlas a diario.

Otro ponedor habitual, Diego, pregunta “¿de qué varían las mareas?”.

¿Cómo se forman las mareas? Pues todo depende de la fuerza gravitatoria del sol y de la luna, que son los dos astros “más potentes”. La luna ejerce una fuerza de gravedad sobre la tierra y hace que las aguas del mar suban.

Lo complejo de esto viene a continuación. La tierra tarda 24 horas en dar una vuelta completa a sí misma. Es decir, que, en teoría, solo una vez de cada 24 horas la tierra está alineada con la luna y, por tanto, solo debería haber una marea alta a lo largo del día. Cuando la luna se encuentra sobre la vertical de un océano atrae las aguas y estas se elevan. En la cara opuesta de la tierra, es decir, donde estaría el sol, el movimiento hace que las aguas también se eleven.

Lo más