Boletín

La secretaria municipal que este sábado recorrerá 160 kilómetros para constituir ayuntamientos

Es la secretaria de cuatro ayuntamientos pequeños de la provincia de Guadalajara, Salmerón, Millana, Escamilla y Castilforte.

Audio

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:57

Estamos en la víspera de una jornada muy importante en la vida de miles de municipios de España. Mañana se constituyen más de 8.131 ayuntamientos y todavía hay muchas incógnitas en plazas importantes como Madrid y Barcelona. Hasta última hora no vamos a conocer quién va a ser el alcalde.

Pero no todo es Madrid y Barcelona. Ni mucho menos. Tampoco se reduce a las grandes ciudades, con las incógnitas de Zaragoza, Pamplona o Murcia. En España hay una realidad, de la que apenas se habla y de la que a menudo nos olvidamos. Es lo que se ha llamado como la España vacía o la España vaciada. Y en miles de pueblos, mañana también se constituyen los ayuntamientos, allá donde hay. Muchas localidades dejaron hace tiempo de tener ayuntamiento propio. En este contexto, hay una figura que mañana va a ser indispensable y que es fundamental en esos pueblos pequeños donde este sábado se proclamará el alcalde.

Es la figura del secretario del ayuntamiento. Su papel es decisivo durante todo el año, espcialmente en los pueblos pequeños, pero mañana los secretarios que trabajan en varios ayuntamientos diferentes, este sábado van a tener una jornada frenética. Y en Mediodía COPE vamos a hablar con María de Gádor Matilla. Es la secretaria de cuatro ayuntamientos pequeños de la provincia de Guadalajara, Salmerón, Millana, Escamilla y Castilforte. Los dos primeros no llegan a 200 habitantes. Los dos últimos no llegan ni a 100 vecinos. Mañana toca cuadrar la agenda, hacerse un horario para poder acudir a los diferentes ayuntamientos y lidiar los diferentes egos, "son personas coherentes, que saben que tienen un secretario compartido y que me tienen que dar tiempo ir de un pueblo a otro". Pero claro, puede no darse el caso de que todo el mundo se ponga en su piel, entonces si todos quieren poner los plenos a la misma hora, la respuesta es "qué es imposible" y aunque esté todo organizado hay que tener cuidado de qué no se produzcan "retrasos" que vaya acumulándose a todo lo demás. 

El último será a las 13:30, y allí lo celebraré porque nos quedaremos a tomar un vino con el alcalde. 

Lo más