• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

El obispo de Bilbao: "Es necesaria una ley de cuidados paliativos que corrija el déficit de profesionales"

Mario Iceta ha pasado por 'La Tarde' para explicar el documento presentado este miércoles por la CEE

Audio

 

Redacción Religión

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:51

El obispo de Bilbao y presidente de la Subcomisión Episcopal para la Familia y Defensa de la Vida, Monseñor Mario Iceta, ha pasado por los micrófonos de 'La Tarde' con motivo de la presentación este miércoles, en la sede de la Conferencia Episcopal Española del documento 'Sembradores de esperanza: Acoger, proteger y acompañar en la etapa final de esta vida'.

“Pensamos que ante el final de esta vida, hay mucho y bueno que se puede hacer”, afirma el obispo, que ha indicado que “eliminar la vida de una persona nunca puede ser una respuesta, por lo que con este documento buscamos arrojar una mirada esperanzada al final de esta vida, mirar con sencillez a los enfermos, sostener a esa familia e iluminar a los profesionales de la salud y voluntarios que acompañan, asisten y alivian a estos enfermos en el final”.

Y es que las necesidades de los enfermos son de muchos tipos: “La eutanasia es un mal moral, implica suprimir un don que se nos da. Quizá hoy en día se tiene ese miedo a la soledad, al cansancio del dolor, a no ser comprendido por la familia... pero esas cuestiones pueden ser sostenidas y aliviadas en el final de la vida con este documento que hemos presentado.”

Monseñor Iceta ha considerado que en España los profesionales de las unidades de cuidados paliativos hacen una labor extraordinaria, pero existe un déficit de especialistas: “No es una unidad lo suficientemente desarrollada en España. Unas 120 mil personas necesitan de cuidados paliativos, pero tan solo se les proporciona a unas 60 mil. Pese a que existen normativas autonómicas en este sentido, carecemos de una ley nacional de paliativos que ofrezcan este consuelo y alivio a los enfermos y a sus familias. En España se ha enseñado más a los profesionales sanitarios a curar, pero no tanto a cuidar y consolar. Hacen falta más medios”.

En cualquier caso, el obispo de Bilbao ha manifestado que es una mala praxis médica tanto la obstinación terapéutica (proporcionar tratamientos a toda costa a los enfermos pese a su falta de eficacia) como pensar que la solución es su muerte: “Ambas posturas no entran en el desempeño adecuado de la medicina”.

Por último, el presidente de la Subcomisión Episcopal para la Familia y Defensa de la Vida ha recordado que en el año 1957 el Papa Pío XII ya respondió a una sociedad de anestesistas que le preguntaban si era lícito la analgesia a pesar de que pueda acortar la vida del paciente terminal: “El Papa les contestó que si estaba indicada, no había otros medios y el paciente está informado, sí”.

Lo más