Más directos
Programa - La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Lunes a viernes de 15h a 19h

Un Guardia Civil fuera de servicio salva a un bebé en parada cardiaca en Palma de Mallorca

Hablamos en 'La Tarde' con Rafael Ramírez, el guardia civil que salvó la vida a un bebé que entró en parada cardiaca 

 

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 16:51

Ocurrió el 28 de junio en Mallorca. En ese momento el pequeño Izan tan solo tenía 18 meses, estaba con fiebre, tenía algunas décimas. Sus padres decidieron llevarle al hospital para que lo atendiera un médico de urgencia, pero durante la consulta no notaron nada. Eso sí, en cuanto llegó a casa, su estado se complicó, no respondía a ningún estímulo. Su padre lo cogió y salió corriendo al Centro de Salud. En ese momento Rafael, un guardia civil, se cruzó con ellos y le salvó la vida.

"Yo le pregunté desde el vehículo, y me dijo 'no respira, se muere, se muere'"

En 'La Tarde' hemos hablado con Rafael Ramírez, el guardia civil que se convirtió en un héroe: "Fue un momento con mucha tensión y después ha sido muy gratificante, porque nunca un llanto de un niño me ha alegrado tanto. Yo salía del aparcamiento de mi vivienda, iba con mi esposa y vimos a dos mujeres gritando por el lado izquierdo de la calle. Un chico iba corriendo con un bebé, iba hacia el Centro de Salud, pero estaba cerrado. Yo le pregunté desde el vehículo, y me dijo 'no respira, se muere, se muere'".

"Al llegar a la altura del chico le dije, 'está cerrado', me mostró al bebe, que tenía 18 meses y estaba inconsciente, y le dije 'dámelo que voy a hacer lo máximo posible'. Mi esposa llamó al 112 para decir que había un niño en parada cardiaca. Le empecé a reanimar, le eché la cabeza para atrás, le hice masajes cardiacos y durante tres minutos eternos, el niño pegó un suspiro y empezó a respirar".

ESCUCHA AQUÍ EL AUDIO COMPLETO 

Un ejercicio de frialdad, es lo que tuvo que hacer Rafael: "Gracias a la Guardia Civil que estamos bien formados, nos dan cursos, tenemos todos los conocimientos y podemos llegar a controlar emociones y más a un niño tan pequeño. Tenemos que controlar muy bien los masajes porque era un niño muy pequeño. Nunca se lo había hecho a un niño tan pequeño, la verdad es que en ese momento tienes que actuar y lo tienes que tener todo muy claro. Gracias a Dios Izan está con nosotros, y esta súper bien". 

Etiquetas

Lo más